Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iberdrola pide frenar la termosolar para evitar una "burbuja" de 2.000 millones al año

Sánchez Galán recuerda que "alguien tiene que pagar la fiesta verde"
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha pedido "frenar" la construcción de plantas termosolares por ser "económicamente ineficientes" y ha advertido de la posibilidad de que esta tecnología provoque una nueva "burbuja" como la fotovoltaica con un coste anual de 2.000 millones de euros al sistema, o 100 euros al año por recibo de luz.
"La fiesta 'verde' alguien la tiene que pagar" y "podríamos haberla hecho con un precio una cuarta o quinta parte inferior", aseguró Sánchez Galán durante una conferencia con analistas, en la que consideró además que "la evolucion regulatoria de los últimos años ha reducido la racionalidad del sistema.
Las primas al régimen especial, que incluyen renovables y cogeneración, suman 22.000 millones desde 2004, "idénticas al déficit de tarifa del periodo", y el apoyo a las tecnologías verdes "supone el coste por megavatio hora más elevado de Europa", afirmó. Cada consumidor paga 250 euros al año en este concepto, dijo.
Esta circunstancia, señaló, se debe a la "auténtica burbuja" relacionada con la "implantación masiva de tecnología solar". Mientras la eólica alcanza "un grado de desarrollo suficiente", las solares, que incluyen fotovoltaica y termosolar, suponen el 13% del coste del sistema y solo producen el 3%.
"Esta cifra se irá incrementando conforme entren en servicio las nuevas termosolares. Se puede duplicar si no ponemos coto al problema", afirmó, antes de explicar que en 2010 las plantas solares recibieron un 45% más de primas que la eólica. La situación "puede agravarse si los errores de la fotovoltaica se repiten en la termosolar", señaló.
Para Sánchez Galán, es necesario esperar a que las solares ganen madurez para dotarlas de un régimen de primas como el actual. "Si hubiésemos esperado tres años, las primas de la fotovoltaica habrían sido muy inferiores, de menos de una tercera parte", afirmó.
En el caso de la termosolar, aseguró además que esta tecnología es menos eficiente que la eólica o la fotovoltaica en términos medioambientales, ya que consume gas en el proceso de generación, emite la mitad de CO2 que un ciclo combinado y requiere 10.000 litros de agua por megavatio para refrigerar el sistema, además de un complejo proceso de limpieza de espejos.
En suma, afirmó que "el despliegue masivo de plantas termosolares carece de justificación energética y debería acometerse cuando la tecnología mejore".