Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ibex 35 se adentra en mínimos del año al ceder un 2,26% y perder los 9.700 enteros

El Ibex 35 se adentraba en mínimos del año al ceder un 2,26% y abandonar la cota psicológica de los 9.700 enteros (9.615,9) por el miedo de los mercados a una nueva recesión. En el mercado de deuda, la prima de riesgo se colocaba en 154,3 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 2,308%.
El selectivo experimentaba una fuerte caída pasadas las 11.00 horas, después de abrir la jornada con un ligero repunte. Poco le ha durado la alegría al mercado español, el más pesimista de las principales plazas europeas, que conseguían leves avances después de la aciaga sesión de ayer. Francfort repuntaba un 0,64%, Londres un 0,47% y París un 0,26%. En el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,2798 'billetes verdes'.
FCC era el valor más castigado, con un recorte del 6,6%, seguido de Popular (-3,9%) y OHL (-4%). Completaban el ranking de las mayores caídas Sacyr (-3,8%) y Caixabank (-2,9%). Tan solo tres valores conseguían mantener el tipo: IAG (+1,34%), Amadeus (+0,3%) y Abengoa (+0,1%).
Los 'blue chips' lastraban al selectivo, especialmente los bancos. Santander recortaba un 2,33% y BBVA un 1,5%. Telefónica también sufría pérdidas del 1,6% pasadas las 11.00 horas, mientras que Iberdrola cedía un 1,2% e Inditex un 0,8%.
La analista de Selfank Victoria Torre ha explicado que la sesión de hoy resulta "clave", ya que ayer se vivió una jornada de nervios que se manifestaron en "abultadas caídas" de los principales índices europeos. Entre las causas de estos desplomes se encontraron los malos datos macroeconómicos estadounidenses, el temor a que Grecia abandone el programa de asistencia financiera y los nuevos casos de ébola en Dallas.