Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ibex 35 abre con un alza del 0,27% anclado en los 9.000 enteros tras la tregua en China

El Ibex 35 abrió este viernes la sesión con una subida del 0,27%, que le llevaba a situarse en los 9.083,4 puntos a las 9.01 horas en una jornada de tranquilidad en los mercados asiáticos desspués de que China haya dado marcha atrás y suspendido el mecanismo de "cortocircuitos" que obligaba a parar la Bolsa.
En concreto, las principales bolsas chinas han logrado cerrar la sesión de este viernes con avances, que en el caso del selectivo CSI300 alcanzó el 2,04%, hasta los 3.361,56 puntos.
Así, el índice selectivo CSI300, que agrupa los principales valores cotizados en las bolsas de Shenzhen y Shanghái, concluyó la sesión con un repunte del 2,04%, hasta situarse en los 3.361,56 puntos básicos.
Por su parte, el índice de referencia de la Bolsa de Shanghái cerraba la sesión del viernes con un repunte del 1,97%, hasta cotizar en los 3.186,41 puntos básicos, mientras el selectivo de la Bolsa de Shenzhen subía un 1,05%, hasta los 1.978,72 puntos básicos.
Tras la tregua en China, el selectivo madrileño iniciaba la sesión aferrado a la cota psicológica de los 9.000 enteros, después de perder ayer un 1,5% y anotarse su segunda caída consecutiva lastrado por las bolsas asiáticas y la caída del petróleo.
En los primeros compases de la sesión, marcada por la publicación de los datos de empleo en Estados Unidos, la mayor parte de los valores cotizaban en positivo liderados por FCC, que se anotaba una subida del 1,74%, seguido de Meadiaset (+1,38%), IAG (+1,36%), Sacyr (+1,28%), Bankia (+1,01%) y Repsol (+0,94%).
En el lado contrario se colocaban Sabadell (-0,25%), Indra (-0,12%), Amadeus (-0,02%) e Iberdrola (-0,01%).
La cotización del euro frente al 'billete verde' se colocaba en 1,0931 dólares en la apertura de los mercados.