Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ibex avanza un 0,96% en la media sesión, impulsado por la banca

El Ibex 35 avanzaba en torno a un punto porcentual en la media sesión de este lunes en los mercados, lo que llevaba al selectivo a consolidar el umbral de los 10.500 puntos impulsado por los valores bancarios.
En concreto, índice de referencia de los mercados españoles empezaba con buen pie el mes de julio y se revalorizaba un 0,96% en torno a las 12.15 horas en la primera sesión de la semana, con un total de 26 valores cotizando en positivo.
Bankia lideraba las subidas del Ibex 35 con un avance del 3,31%, seguido de cerca por Caixabank, cuyo repunte alcanzaba el 3,04%. ArcelorMittal (+2,72%), Acerinox (+0,34%), Sabadell (+2,31%), BBVA (+2,07%, Repsol (+2,02%) también cotizaban con subidas superiores a los dos puntos porcentuales.
Los otros dos valores bancarios, Santander (+1,9%) y Bankinter (+0,16%), también contribuían a que el índice, notablemente bancarizado, experimentase subidas cercanas al punto porcentual. Fuera del Ibex, Unicaja se revalorizaba un 1,88% en la segunda jornada bursátil de su historia.
Por el contrario, Aena era el 'farolillo rojo' de la sesión de este lunes, con una caída del 0,64%, por delante de Mediaset (-0,55%), Acciona (-0,52%), Ferrovial (-0,52%) e Indra (-0,24%).
En las principales plazas del Viejo Continente el signo de la sesión también era positivo, con avances que alcanzaban el 1,62% y el 1,05% en los casos de Milán y Londres, y subidas más contenidas en Fráncfort (+0,74%) y Londres (+0,37%).
En el mercado de deuda, la prima de riesgo española se situaba en el entorno de los 104 puntos básicos, con el interés del bonos español a diez años en el 1,49%, mientras que en el mercado de divisas el euro perdía terreno frente al dólar y se intercambiaba por 1,1377 'billetes verdes'.