Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ibex 35 se desinfla en su tramo final y arranca la semana perdiendo los 10.500 puntos

El Ibex 35 se desinfló en la recta final de la jornada, arrastrado por la apertura bajista de Wall Street, y arrancó la semana al igual que despidió la pasada, en 'rojo', para perder la cota de los 10.500 puntos.
A pesar de que los mercados abrieron estimulados por el anuncio del rescate del banco portugués Espírito Santo, que recibirá 4.900 millones de euros de fondos públicos, y vivieron gran parte de la sesión instalados en terreno positivo, las noticias al otro lado del Atlántico terminaron por imponer las ventas y tirar había abajo del selectivo.
Así, el Ibex 35 cerró la sesión con una caída del 0,17%, en los 10.496,2 puntos, para encadenar su tercera sesión consecutiva de pérdidas, tras las sangrías del pasado jueves y viernes.
Al frente de las caídas se situó FCC, que recibió un castigo del 5,13%, seguido de IAG, que perdió un 3,66%, Amadeus (-2,85%), BME (-1,62%) y OHL (-1,53%).
En el lado de las ganancias destacaron Bankinter, que subió un 3,18%, Grifols, que ganó un 1,63%, Acciona (+1,18%), Abengoa (+1,18%) y Sacyr (+1,14%).
La banca también fue protagonista en positivo de la sesión ya que, junto a Bankinter, también cerraron en positivo Banco Sabadell (+0,79%), CaixaBank (+0,66%), Bankia (+0,49%) y Banco Popular (+0,38%). No obstante, no escaparon del 'rojo' los dos grandes del sector: Banco Santander (-0,11%) y BBVA (-0,19%).
LA PRIMA DE RIESGO ESPAÑOLA, EN LOS 136 PUNTOS BÁSICOS.
En el mercado de renta fija, la prima de riesgo española sí que vivió una jornada más tranquila para situarse al cierre de la sesión en los 136,7 puntos básicos, con el interés rozando sus mínimos históricos (2,5%).
En lo que respecta al resto de principales plazas del Viejo Continente, en Frankfurt (-0,61%) y Londres (-0,02%) mandaron las pérdidas, mientras que París (+0,34%) se salvó del 'rojo'.
En el mercado de divisas, el euro también terminó el día perdiendo posiciones frente al dólar para situar el cambio en 1,3415 unidades, tras haber abierto en 1,3426.