Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ibex se queda a las puertas de los 10.500 tras caer un 0,57% mientras Almirall se deja casi un 10%

El Ibex 35 ha cerrado la sesión de este martes con una caída del 0,57%, de forma que se ha quedado a las puertas de los 10.500 puntos (10.449,1) en una jornada en la que Almirall se ha dejado otro 10%.
La farmacéutica catalana no ha remontado las caídas del lunes y se ha desplomado un 9,69%, hasta situar el precio de su valor en los 8,85 euros por acción. Este retroceso se suma al experimentado por la compañía en la jornada de ayer, cuando cerró en 9,8 euros tras caer un 24,67%.
Dentro del selectivo español, IAG se ha convertido en el 'farolillo rojo' de la jornada al caer un 1,97%, hasta los 7,01 euros por acción. Por detrás se han situado Grifols (-1,89%), Mapfre (-1,78%), Cellnex (-1,61%), Endesa (-1,5%) y Técnicas Reunidas (-1,22%).
En negativo se ha situado la mayor parte de la banca, con CaixaBank perdiendo un 0,91%, Santander un 0,79%, Bankia un 0,39% y BBVA un 0,01%. Mejor comportamiento ha experimentado la banca mediana, con Bankinter y Sabadell subiendo un 0,13% y un 0,1%, respectivamente.
En verde solamente han conseguido colocarse diez valores, liderados por ArcelorMittal, que ha terminado el día en 20,92 euros por acción tras avanzar un 1,62%. Mediaset (+1,08%), Acerinox (+0,93%), Dia (+0,45%), Gas Natural (+0,31%) y Meliá (+0,31%) han registrado, junto con la acerera, las mayores revalorizaciones.
Las principales plazas europeas han compartido comportamiento negativo con el selectivo español, al experimentar caídas de un 0,55% en el caso de la Bolsa de Londres, un 0,48% en el de París y un 0,07% en el parqué de Fráncfort.
En el mercado de deuda, la prima de riesgo española se situaba en los 112,8 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,688%, al tiempo que, en el mercado de divisas, el euro se intercambiaba por 1,14294 dólares.