Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

JP Morgan Cazenove no cree que el 26J genere más incertidumbre y apuesta por España frente a Italia

Pronostica que la economía crecerá un 3,1% este año y un 2,5% el próximo
La repetición de elecciones generales en España el próximo 26 de junio no contribuirá a generar una mayor incertidumbre en el país, cuya economía crecerá a un ritmo del 3,1% este año y del 2,5% el siguiente, según JP Morgan Cazenove, cuyos analistas expresan sus preferencias por España entre las economías de la periferia europea, particularmente frente a Italia.
"No creemos que la próxima repetición de elecciones en España vaya a generar incertidumbre adicional", señala la entidad, que no prevé una tercera edición de las elecciones y considera más probable la formación de un Gobierno en minoría con un mandato limitado.
La entidad expresa su preferencia por España entre las economías de la periferia europea, particularmente frente a Italia, destacando su expectativa de un mayor ritmo de crecimiento de la economía española, que llegaría al 3,1% este año y al 2,5% en 2017, frente al 1,2% y al 1,5% esperado respectivamente para el país transalpino.
En este sentido, los analistas consideran que, a pesar de que la incertidumbre política en España puede continuar tras la repetición de elecciones, el país "va por delante de Italia en términos de reformas estructurales".
La entidad destaca que la estabilización de los precios de los activos en Latinoamérica es positiva para España, que en los últimos años se ha visto afectada negativamente por las dificultades en Brasil y el resto de la región.
Asimismo, los analistas de JP Morgan Cazenove apuestan por los bancos españoles en comparación con sus homólogos italianos, apuntando que están bien posicionados de cara a las nuevas exigencias regulatorias, con una mejora de la calidad de los activos y bajada de los préstamos morosos, lo que supone un menor coste del riesgo, mientras las entidades transalpinas se encuentran bajo presión para deshacerse de sus créditos morosos y mejorar su posición de capital.
Por otro lado, JP Morgan Cazenove confía en que la economía europea recortará diferencias con EEUU ante los distintos caminos de los bancos centrales en ambas regiones, con el BCE comprando más activos, mientras la Reserva Federal prepara la siguiente subida de tipos.
AGUAS TRANQUILAS EN VERANO.
A esta circunstancia, la entidad añade las menores probabilidades de que Reino Unido opte por salir de la UE en el referéndum del próximo 23 de junio, así como el reciente acuerdo con Grecia, que aleja el riesgo de repetir un verano como el de 2015.
"Si la incertidumbre política se redujera aún más, esto supondría una Europa más 'invertible', en nuestra opinión", apuntan los expertos.