Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Junta de Mapfre aprueba recomprar acciones para defenderse de los "hedge funds"

La Junta General de Accionistas de Mapfre aprobó hoy, por primera vez, la recompra de acciones propias, hasta un límite del 5% del capital de la aseguradora, con el objetivo de defender al valor de las caídas que le están provocando en la bolsa determinados "hedge funds" o fondos de alto riesgo.
Durante la Junta, en la que estuvo presente o representado el 82,5% del capital de Mapfre, el presidente de la primera aseguradora española, José Manuel Martínez, consideró "increíble" que se considere legal la operativa de este tipo de fondos de inversión, que obtienen beneficios al hacer bajar el precio de las acciones de las compañías donde invierten, normalmente con títulos prestados.
"¿Dónde están los principios? ¿Cómo se permite que en la Bolsa, donde se encuentra parte del ahorro personal e institucional de los españoles, algunos hedge funds especulen y presuman de obtener beneficios favoreciendo la reducción del precio de las acciones? Me parece inexplicable", criticó Martínez.
Por ello, consideró que la recompra de títulos propios a través de Mapfre o de sus filiales "permitirá a la sociedad tener un instrumento de defensa contra las ventas a corto llevadas a cabo" por los fondos de alto riesgo, que han contribuido a que la aseguradora pierda un 40,8% de su valor en Bolsa desde principios de año, frente a un 24,6% del Íbex-35.
Según anunció Martínez, la recompra de acciones propias se hará a un precio que nunca será inferior al 90% ni superior al 110% del valor de las acciones en el mercado.
Varios fondos de alto riesgo han entrado en Mapfre, como Diamondback Master Fund, que en enero contaba con el 0,36% del capital, y Viking Global, que al cierre de octubre del año pasado tenía el 0,56% del capital.
La caída sufrida en bolsa desde principios de 2009 también ha estado motivada por el mal comportamiento del resto del sector asegurador y por los efectos colaterales de la penalización del sector financiero.
"No hay explicación de por qué se pone a Mapfre en las mismas condiciones que el resto cuando resulta evidente que ha obtenido resultados mejores", lamentó Martínez, que consideró "un poco frustrante" que los analistas y el mercado no valoren en su totalidad los "magníficos resultados" logrados en 2008, que ascendieron a 900,7 millones, un 23,2% más.
"Nos sentimos poco reconocidos por el mercado: se nos confunde con el sector bancario; se nos incluye en el apartado de seguros en general (...)", se quejó el presidente de Mapfre, que insistió en que los resultados del grupo "se sitúan entre los mejores conocidos del sector asegurador y financiero europeo en entidades de una dimensión similar".
Con tan sólo un voto en contra, los accionistas de Mapfre acordaron hoy autorizar al consejo de administración de la aseguradora para que realice nuevas ampliaciones de capital, hasta el límite del 50% establecido en la Ley de Sociedades Anónimas.
Además, aprobaron la propuesta de reparto de un dividendo total de 0,15 euros por acción por los beneficios de 2008, lo que supone un 15,4 por ciento más que el repartido por los resultados de 2007.
Así, Mapfre repartirá próximamente un dividendo complementario de 0,08 euros por título, ya que la compañía ya distribuyó uno de 0,07 euros a cuenta de los beneficios de 2008.