Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kalise Menorquina facturará menos en 2014 tras abandonar negocios poco rentables y espera duplicar su Ebitda

El Grupo Kalise Menorquina proyecta reducir ligeramente su facturación en 2014 como consecuencia de abandonar algunos negocios poco rentables, aunque a cambio espera duplicar su Ebitda (beneficio bruto de explotación) hasta alcanzar los 12 millones de euros al cierre del presente ejercicio.
En detalle, el grupo heladero --que también fabrica y vende yogur, pero solo en Canarias-- reconoce que sufrirá una "ligera retracción de la facturación bruta total" pero se concentrará en sus negocios estratégicos, los del consumo fuera del hogar, donde espera alcanzar crecimientos de "doble dígito", según ha avanzado en una entrevista concedida a Europa Press su director general, Alex Balaguer.
Con ello, el grupo de propiedad 100% canario estima cerrar 2014 por debajo de los 200 millones de euros de facturación total, la cifra alcanzada este 2013.
Balaguer explicó que el grupo siempre ha dado resultados de Ebitda positivos pese a que haya tenido que aflorar pérdidas en el resultado operativo como "consecuencia de que el grupo tienen que hacer (y amortizar) inversiones muy fuertes".
Salvado el escollo de la refinanciación de su deuda, de la que ya ha cerrado el 98% --cerca de 100 millones de euros, como ha avanzado Europa Press--, Balaguer ha explicado que este año se orientarán exclusivamente a los negocios rentables, abandonando los "que no lo son, como algunas marcas blancas".
"No renunciamos a la marca blanca, sino a aquella que no nos da un mínimo de rentabilidad", aseveró, para incidir en la idea de que Kalise Menorquina es una "compañía pro-resultados".
SE CENTRARÁN EN EL CONSUMO FUERA DEL HOGAR
Así, fomentarán la restauración y el consumo en general fuera del hogar --bares, kioskos o gasolineras--, que considera líneas "estratégicas", "progresivamente abandonando" las que no aportan el margen suficiente.
"Con unos gastos de fabricación fijos a veces es mejor fabricar para absorber ese gasto y no tener la línea parada, pero hasta un límite. Hemos visto que es mejor facturar un poco menos y ganar mas", matizó.
Balaguer ha explicado también que se mantienen las dos fábricas que tiene en España, una en Gran Canaria y otra en Cataluña, con un reparto de la producción similar al actual, del 30% del total en Canarias y el 70% en la Península.
MEJORA EN LA ECONOMÍA, PERO "NO HAY QUE TIRAR CAMPANAS AL VUELO"
Además, consideró que se están produciendo "signos de optimismo" en la economía española, aunque remarcó que "no hay que tirar las campanas al vuelo" pues de momento todavía "no" hay "grandes progresos".
Balaguer consideró que hay una parte "muy psicológica" y que se nota que hay "ganas de que la cosa empiece a recuperarse", con datos a favor como que los bares y restaurantes "llenan otra vez". Remarcó también que España y su negocio necesitan del buen tiempo para facturar. "Creo que sí, que en España vamos a ir remontando. Y en lo que a Kalise se refiere, si hay sol se venden helados", concluyó.