Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La venta del 6% de LLoyds permitirá reducir la deuda pública británica en 698 millones

El Tesoro está abierto a "todas las opciones" para deshacerse del resto de su participación, incluidas ofertas a inversores minoristas
El ministro de Finanzas británico, George Osborne, ha asegurado que la venta de una participación del 6% en Lloyds Bank supone un beneficio para los contribuyentes, ya que permitirá reducir la deuda pública del país en 586 millones de libras (698 millones de euros), y ha anunciado que está estudiando "todas las opciones" para la venta del resto de su participación, incluidas ofertas a inversores minoristas.
"Puedo confirmar que esta mañana hemos vendido el 6% de Lloyds Bank a 75 peniques la acción. Esto supone un beneficio para los contribuyentes, y con razón. Este dinero se utilizará para reducir la deuda pública en más de 500 millones de libras", afirmó Osborne.
En una carta remitida al Comité del Tesoro de la Casa de los Comunes, Osborne destacó que el precio de venta es superior a los 73,6 peniques a los que compró el Gobierno las acciones y al valor de 61 peniques que las cuentas nacionales otorgaban a los títulos de Lloyds.
Por este motivo, explicó que la deuda pública ha descendido por tanto en 586 millones de libras (698 millones de euros), cifra sujeta a la confirmación de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS por sus siglas en ingles).
Osborne subrayó que esta operación es otro paso en el "largo viaje para arreglar lo que fue tremendamente mal en la economía británica". "Es otro paso para reparar los bancos, otro paso para recuperar dinero para los contribuyentes y otro paso para reducir nuestra deuda pública", añadió.
En este sentido, agregó que la venta del 6% de LLoyds representa un "punto de inflexión importante en el camino del rescate a la recuperación de la economía británica", así como para la normalización del sector bancario. Además, subrayó que el hecho de que inversores internacionales hayan entrado en la entidad es una señal del cambio.
Asimismo, Osborne remarcó que esta operación es sólo la primera fase de un programa de venta en varias etapas y aseguró que el Tesoro está considerando "todas las opciones" para la venta del resto de su participación, incluida una oferta minorista abierta a todos los ciudadanos.
El Tesoro de Reino Unido ha vendido una participación del 6% en Lloyds Banking Group, donde hasta ahora controlaba alrededor del 38,7% del capital social, por 3.211,5 millones de libras esterlinas (3.823 millones de euros), según ha confirmado la institución en un comunicado.
En concreto, el Gobierno británico se ha desprendido de un total de algo más de 4.282 millones de acciones de la entidad, lo que equivale aproximadamente al 15,5% de su participación en Lloyds, que queda así en el 32,7%, a un precio unitario de 75 peniques.