Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juzgado condena a Laboral Kutxa a devolver el importe que un cliente destinó a subordinadas de Eroski

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Vergara ha condenado a Laboral Kutxa a devolver a un cliente 172.825 euros, importe que destinó a la adquisición de aportaciones financieras subordinadas de Eroski.
La sentencia, fechada el pasado día 17, declara la nulidad de pleno derecho del contrato de adquisición de las aportaciones financieras subordinadas de Eroski, suscritas en junio de 2007, y condena a la entidad a abonar las cantidades recibidas como consecuencia del contrato, más el interés legal del dinero desde la fecha de suscripción del mismo.
La decisión puede ser impugnada mediante recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Guipúzcoa en el plazo de 20 días hábiles.
El tribunal concluye que "no se obró con la diligencia debida" tanto en la elección del inversor "de perfil claramente conservador, sin estudios y camionero de profesión" como en la facilitación de la información "necesaria y suficiente para que pudieran decidir sobre la conveniencia o no de la suscripción de la emisión".
De este modo, destaca que "el consentimiento del actor al contrato de participaciones que celebró con Caja Laboral estaba afectado de un error esencial acerca de la verdadera naturaleza de los instrumentos financieros que contrataba", ya que no fue informado "con detalle" del producto de riesgo que adquiría.