Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Leighton (ACS) se hace con el 100% de su filial india al comprar el 40% que no tenía por 72 millones

Leighton, filial australiana de Hochtief, se ha hecho con el 100% del capital social de una filial india al comprar al grupo local Welspun el 39,9% de la empresa que no controlaba por 99 millones de dólares (unos 72,8 millones de euros), según informó la empresa controlada por ACS.
La firma enmarca la operación en las "importantes expectativas de negocio" que considera presenta el país, y ante la decisión del otro socio de la empresa, Welspun, de centrarse en otro tipo de negocios distintos a las infraestructuras.
Leighton también circunscribe la compra en el plan de reestructuración que lleva a cabo con el fin de fortalecer su balance, mejorar la eficiencia y reducir costes, dado que la adquisición del porcentaje que no controla conlleva integración de varias unidades de negocio.
A partir de ahora, la filial india del grupo australiano tendrá la denominación social de Leighton India, frente a la de Leighton Welspun que presentaba hasta ahora.
La filial es fruto de la 'joint venture' que Leighton y Welspun constituyeron en 2010 con el fin de aprovechar las perspectivas de negocio del mercado de infraestructuras indio.
La compra del porcentaje que no tenía en la empresa se cerrará en el primer trimestre de este año, pero se registrará dentro del ejercicio fiscal 2013 y tendrá un impacto negativo de 70 millones de dólares australianos (46 millones de euros) por la reclasificación de los efectos del cambio de divisas para adaptarlo a unas nuevas normas de contabilidad australianas.
No obstante, la compañía confía en que impacto no afecte a su previsión de concluir 2013 con un beneficio neto de entre 520 y 600 millones de dólares australianos (entre 342 y 394 millones de euros).