Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lexmark abandonará el negocio de hardware de inyección de tinta y despedirá a unos 1.700 empleados

Lexmark International ha anunciado que abandonará el negocio de desarrollo y fabricación de hardware de inyección de tinta para mejorar su rentabilidad y que despedirá a unos 1.700 empleados en todo el mundo en el marco de su plan de reestructuración.
La empresa asumirá un cargo antes de impuestos de 160 millones de dólares (127 millones de euros) por este plan de reestructuración, de los cuales 110 millones de dólares (87,8 millones de euros) se contabilizarán en el 2012, 30 millones de dólares (23,9 millones de euros) en 2013 y los 20 millones de dólares (15,9 millones de euros) restantes en 2014 y 2015.
Asimismo, el plan de reestructuración anunciado incluye el cierre de su centro de fabricación de suministros de inyección de tinta en Cebu (Filipinas) a finales de 2015.
La compañía, que continuará ofreciendo servicios de apoyo y suministros, ha explicado que está trabajando con un equipo de asesores para analizar la posibilidad de vender la tecnología relacionada con este área de negocio.
Lexmank ha indicado que con estas medidas espera alcanzar unos ahorros de 85 millones de dólares (67,79 millones de euros) en 2013, e incrementar dichos ahorros de forma anualizada hasta los 95 millones de dólares (75,76 millones de euros) una vez completado el plan.
De este importe, aproximadamente el 65% procederían de los gastos operativos, y el 35% del coste de los bienes vendidos. Lexmark ha indicado que espera que la mayoría de estos ahorros impacte favorablemente en los beneficios antes de impuestos.