Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Liberbank ampliará capital por 270 millones para devolver las obligaciones suscritas por el FROB

La junta de accionistas de Liberbank ha aprobado ampliar capital por un importe nominal de 270 millones de euros y pondrá en circulación 900 millones de acciones de un valor nominal de 0,3 euros cada una para devolver anticipadamente las obligaciones convertibles suscritas por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), "lo que permitiría eliminar de esta manera una restricción del pago de dividendos".
Así lo ha explicado el presidente de la entidad, Manuel Menéndez, ante los accionistas durante la celebración de la junta que ha tenido lugar este martes, en la que ha señalado que esta operación también tiene el objetivo de reducir los gastos financieros asociados a dichas obligaciones convertibles.
También se pretende alcanzar una ratio de solvencia en la línea con los competidores domésticos y mejorar la posición de competición de la entidad "reforzando su capacidad para aprovechar las oportunidades que surjan en el proceso de recuperación de la economía española".
Menéndez ha afirmado, a continuación, que la generación orgánica de capital que se puede esperar en 2014 contribuiría a compensar el efecto en las ratios de capital de la amortización de obligaciones convertibles del FROB. "La ampliación permitirá la incorporación de nuevos inversores, dando mayor liquidez al título", ha resumido.
NUEVA ETAPA
A lo largo de su intervención, Menéndez ha resumido la evolución de Liberbank en el último año y ha destacado que la gestión desarrollada por la entidad en el último ejercicio estuvo orientada a completar el plan de capitalización y a potenciar el desarrollo de un modelo de negocio eficiente y rentable.
Así, ha mencionado que el plan se está ejecutando conforme a lo previsto, con lo que se completa una etapa "de profunda transformación que ha dejado patente la capacidad de adaptación del grupo".
Tras esto, se abre una nueva etapa en la que la entidad parte de una posición "más sólida" y en la que se centrará en la gestión y en el desarrollo de la banca minorista, "manteniendo unos objetivos claros de mejora de los niveles de eficiencia, solvencia y rentabilidad".
Continuando con el repaso, el presidente de la entidad ha señalado que en abril de 2013 se llevó a cabo el proceso de gestión de híbridos y de deuda subordinada, cuyo grado de aceptación voluntaria fue del 87,3%.
En noviembre se abrió una ventana de canje para los titulares de obligaciones convertibles. La entidad recibió solicitudes de conversión de 1,8 millones de obligaciones, que se transformaron en 18 millones de fondos propios. Este mes de abril, se abrió la segunda ventana de canje y se obtuvieron 62 millones de euros.
EVOLUCIÓN POSITIVA DEL NEGOCIO
Para Menéndez, la evolución del negocio de Liberbank se puede calificar de "positiva", a pesar de la situación del entorno económica y del desapalancamiento del sistema, "con una baja demanda del crédito y una competencia elevada en la captación de depósitos.
El directivo también ha señalado que los saneamientos del grupo ascendieron durante 2013 a 465 millones de euros, e incorporaron 50 millones de euros destinados a cubrir los requerimientos derivados del cambio de criterio de clasificación contable de las refinanciaciones.
"Con ello se completa un importante esfuerzo en saneamientos realizados en los últimos años que permite tener provisionada la mayor parte de la pérdida estimada para la cartera crediticia, calculada por la consultora Oliver Wyman en el marco de las pruebas de resistencia realizadas al conjunto del sistema financiero a mediados de 2012", ha señalado.
No obstante, Menéndez ha reconocido que los niveles de rentabilidad de la entidad están todavía "lejos de lo deseable", pero ha manifestado que ya se han sentado las bases para consolidar el crecimiento rentable en los próximos ejercicios.
Finalmente, ha apuntado que las medidas previstas en el Plan de Recapitalización y Reestructuración, unidas a la generación de resultados del ejercicio y a la optimización de los activos ponderados por riesgo han permitido alcanzar la cifra de 1.777 millones de euros en recursos propios computables y una ratio de capital principal del 10,4%, "dando cumplimiento a los requerimientos legales de solvencia".