Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lloyds Banking Group gana un 10,9% menos hasta junio

Lloyds Banking Group obtuvo un beneficio neto atribuible de 1.598 millones de libras esterlinas (1.790 millones de euros) en el primer semestre del año, una cifra que supone una caída del 10,9% respecto al mismo periodo de 2016, informó la entidad, de cuyo accionariado salió completamente el Gobierno británico el pasado mes de mayo.
Los ingresos totales de Lloyds Banking Group entre enero y junio sumaron 17.275 millones de libras (19.359 millones de euros), un 6,3% menos que un año antes, tras registrar un retroceso del 0,4% de los ingresos por intereses netos, hasta 5.202 millones de libras (5.828 millones de euros), mientras los ingresos por comisiones aumentaron un 3,4%, hasta 848 millones de libras (950 millones de euros).
La entidad británica asumió durante el semestre unos costes operativos de 4.018 millones de libras (4.501 millones de euros), un 1% menos que hace un año, como consecuencia de las medidas de mejora de la eficiencia y de control del gasto implementadas.
Lloyds indicó que en los seis primeros meses de 2017 ha alcanzado un ahorro de 1.200 millones de libras (1.344 millones de euros), frente al objetivo anual de 1.400 millones de libras (1.568 millones de euros).
Por otro lado, la entidad informó de que en el primer semestre aumentó en 1.050 millones de libras (1.177 millones de euros) adicionales sus provisiones para afrontar costes relacionados con la mala comercialización de seguros de protección de ingresos (PPI), de los que 700 millones de libras (784 millones de euros) correspondieron al segundo trimestre, elevando el total destinado a este fin a 18.075 millones de libras (20.252 millones de euros).
A mediados del pasado mes de mayo, el Gobierno de Reino Unido completó su salida del capital de Lloyds, entidad en la que llegó a controlar un 43% tras su rescate entre 2008 y 2009, logrando un beneficio de 900 millones de libras (1.008 millones de euros) sobre los 20.300 millones de libras (22.742 millones de euros) de fondos públicos inyectados durante el rescate del banco.