Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MCA-UGT ratifica su disolución y su integración en una nueva federación de Industria y Agricultura

El Congreso Extraordinario de MCA-UGT ha ratificado este jueves la disolución de esta federación y su integración en una nueva federación que agrupa a los trabajadores de la industria y de la agricultura del sindicato, que representará a más de 250.000 afiliados.
La resolución que contemplaba estas acciones ha sido ratificada por unanimidad por los delegados asistentes al Congreso Extraordinario de MCA-UGT, como trámite previo a la constitución de la nueva federación, y ha establecido también el nombramiento de Carlos Romero como portavoz de MCA-UGT al congreso de constitución.
Además, los delegados ratificaron por unanimidad los documentos de trabajo que constituyen el programa de acción, la normativa Interna y los Estatutos de la nueva Federación.
El secretario de Organización de MCA-UGT, José Bernabé Alonso, se ha mostrado "muy satisfecho con el acuerdo alcanzado con los compañeros de Fitag, que son las bases de la nueva federación que va a representar a más de 250.000 afiliados", lo que constituye "una gran responsabilidad para la Comisión Ejecutiva Federal que se elija".
Asimismo, el secretario general de MCA-UGT, Carlos Romero, ha recordado que el proceso de reordenación sectorial que va a reducir de seis a tres las federaciones estatales "ha supuesto el desarrollo de un trabajo importante, un proceso complicado y lento", porque "suponía la renuncia expresa a la titularidad y a la historia de cada una de las seis federaciones implicadas".
No obstante, ha explicado que la nueva federación tiene los objetivos de optimizar los recursos que manejaban las recién disueltas federaciones y mejorar las estructuras de funcionamiento, basados en el modelo sectorial, para defender mejor los intereses de los trabajadores.
El sindicato ya constituyó ayer, miércoles, su primera federación tras la reestructuración del sindicato: la Federación de Empleados y Empleadas de los Servicios Públicos, surgida por la integración de la Federación de Servicios Públicos (FSP) y la Federación de Trabajadores de la Enseñanza (FETE). Esta es la mayor y más importante federación del sindicato, con más de 270.000 afiliados.