Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Margallo confía en que siga el "crecimiento sostenido" si gobierna el PP y no haga falta "hacer recortes"

El ministro en funciones de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha confiado en que el crecimiento económico "siga siendo sostenido" si gobierna el Partido Popular tras las elecciones generales del próximo 26 de junio y que "por tanto no hiciese falta hacer recortes".
"El objetivo de déficit depende del comportamiento de otras variables, singularmente del crecimiento y la inflación. Espero que el crecimiento siga siendo sostenido si gobierna el PP y por tanto no hiciese falta hacer más recortes, que con el simple crecimiento se produjese un aumento en la recaudación que nos permitiese seguir con la senda del déficit", ha afirmado a los medios preguntado por si un futuro Ejecutivo del PP llevaría a cabo nuevos ajustes presupuestarios.
"Lo que estamos discutiendo es la flexibilidad en el objetivo del déficit. Vamos a esperar a eso y vamos a ver cuáles son los datos económicos a partir de ese momento", ha señalado a su llegada a la reunión de ministros de Exteriores de la UE.
El conjunto de las administraciones públicas españolas cerró el año pasado con un déficit presupuestario del 5% del PIB, ocho décimas por encima del objetivo pactado con Bruselas para ese año. Sin embargo, la Comisión Europea decidió el miércoles pasado aplazar la decisión que desencadenaría el proceso para sancionar a España por el desfase hasta después de las elecciones generales.
No obstante, el Ejecutivo comunitario sí que propuso otorgar a España un año más para cumplir con el objetivo de reducir el déficit por debajo del 3%, hasta 2017,, momento en el cual el desvío de las cuentas públicas deberá ser del 2,5%. Al mismo tiempo, exigió ajustes estructurales por valor de unos 8.000 millones de euros para 2016 y 2017.