Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Martinelli asegura que el Canal de Panamá se va a terminar "pase lo que pase"

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, se ha comprometido este miércoles a terminar la ampliación del Canal de Panamá "pase lo que pase". "Vamos a demostrar a todo el mundo que los panameños sabemos administrar un Canal y que vamos a terminar su construcción", ha apostillado.
En un acto oficial, el mandatario ha defendido los derechos de Panamá y de la Autoridad del Canal, a cuya junta directiva delega la responsabilidad de "decidir lo que es mejor para los intereses de todos los panameños", tal y como ha recogido el diario panameño 'PanamaAmerica'.
"El mundo debe convencerse de que vamos a terminar la ampliación. Que no haya duda de eso en la comunidad marítima internacional", ha añadido Martinelli, que ha insistido en que "la solución está dentro del contrato" e insta a dejar de meter la política dentro del Canal.
En este sentido, ha sentenciado que "hay conversaciones entre las partes" y se ha mostrado confiado en que éstas "lleguen a un final feliz". En cualquier caso, ha querido disipar dudas y ha concluido que Panamá "va a terminar el Canal pase lo que pase".
SUSPENSIÓN DE LAS OBRAS
El Grupo Unidos por el Canal (GUPC), en el que participan la española Sacyr, la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Cusa, decidió la semana pasada suspender la construcción del tercer conjunto de esclusas del Canal de Panamá si los incumplimientos denunciados no son remediados dentro del periodo de preaviso.
El GUPC ha presentado fundadas reclamaciones en relación con los sobrecostes del proyecto derivados de circunstancias "sobrevenidas e imprevisibles" ante las diversas autoridades competentes, incluida la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional, según ha informado la constructora española a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
El consorcio ha asegurado que ha venido desarrollando continuados esfuerzos para que dichas reclamaciones, cuyo importe global asciende a unos 1.625 millones de dólares, fueran atendidas por la ACP a medida que han ido surgiendo.