Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Méndez: "España es capaz de levantar el vuelo, pero no si le disparan y le lastran las alas con plomo"

Insta a Rajoy a buscar alianzas con otros países para frenar los recortes y confía en que la relación con el Gobierno mejore
El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha asegurado que España "es capaz de levantar el vuelo" y salir de la crisis, pero "no si le disparan y le lastran las alas con plomo", en referencia a los recortes que se están imponiendo desde Bruselas y ante los que, según el dirigente sindical, el Gobierno español actúa como un "cómplice sumiso".
Méndez, en una entrevista concedida a Europa Press, ha afirmado que España necesita "comprar tiempo" para cumplir con los objetivos de déficit, pero a un precio "razonable" y no al precio "intolerable e inasumible" que está pagando ahora en forma de recortes y de una elevada prima de riesgo.
"Necesitamos escenarios temporales más dilatados en el tiempo y una política más beligerante del Banco Central Europeo (BCE) para que baje el precio de la financiación pública y privada", ha subrayado el líder de UGT, que ha criticado la dinámica de "obcecación y sumisión consentida" del Gobierno español a los dictados de Bruselas.
Méndez cree que la intervención no conviene a España y considera que el Gobierno actúa como si el país ya estuviera intervenido. "Si para evitar la intervención actúa y acepta condiciones como si estuviéramos intervenidos, al final sería peor el remedio que la enfermedad", ha señalado.
Para el dirigente sindical, el debate de la intervención no se puede analizar aisladamente porque, a su juicio, una intervención en España provocaría un "efecto dominó", que significaría el rescate también de Italia, lo que a su vez dejaría a Francia "con el flanco descubierto".
Asimismo, Méndez ha apuntado que no se puede hablar de una intervención en España sin hacer números. "Los que hacen un intento de dar una estimación cuantitativa de lo que significa la intervención de España hablan de una cantidad no inferior a un billón y medio de euros", ha precisado.
BUSCAR ALIANZAS.
Frente a la "sumisión consentida" con la que, en su opinión, actúa el Gobierno de Mariano Rajoy, Méndez reclama una estrategia distinta, de "no aceptación incondicional", sino de reafirmación en la voluntad española de mantenerse en el euro y de pagar sus deudas, eso sí, con a tiempos y plazos razonables.
Esta estrategia pasaría, según Méndez, por buscar y cerrar alianzas con Italia y Francia, aprovechando el cambio de gobierno en este último, a fin de conseguir que el BCE intervenga para preservar la deuda, pero no de una manera "esporádica, sino estable y permanente", lo que permitiría contrarrestar la posición alemana.
"Junto a eso, hay que exigir que se relajen las fechas para el cumplimiento del déficit, porque la relajación que se ha hecho no es tal relajación, es simplemente el reconocimiento de que en 2013 era imposible cumplir. Y yo creo que en 2014 va a ser prácticamente imposible", ha advertido.
Méndez ha insistido en que ese cambio de estrategia es fundamental porque los recortes están agravando la recesión y minando la cohesión social. "Ya hay voces en contra. De la actual estrategia (de recortes) desconfían los Estados Unidos y Japón, que están viendo, y eso lo ve casi cualquiera, no sé como no lo ven la señora Merkel y el señor Rajoy, que estamos frenando el crecimiento económico a nivel mundial", ha indicado el dirigente sindical.
CONFÍA EN MEJORAR LA RELACIÓN CON EL GOBIERNO.
Sobre la reunión que mantuvo, junto con su hómologo de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el líder de UGT confía en que a partir de este encuentro se normalice la relación con el Ejecutivo, hasta ahora "insólita" por la falta de diálogo.
A diferencia de lo que sucede en Alemania, donde la relación institucional entre el gran sindicato germano y el Gobierno de Merkel se ha mantenido a pesar de las discrepancias entre ambas partes, Méndez cree que en el caso español "se ha mezclado todo".
"Ha habido una estrategia de criminalización de los sindicatos, que se sigue manteniendo, que debería ser revisada por el Gobierno de la A a la Z (...) Le guste o no al Gobierno actual, los sindicatos somos interlocutores, elegidos democráticamente por los trabajadores. A mí me gustaría que, a partir de esta reunión, al menos se normalice la relación", ha dicho.
Méndez ha desvelado a Europa Press que en la reunión con Rajoy hubo coincidiencia en la necesidad de que el BCE sea el "prestamista último recurso", pues "la única manera de salvar a la deuda española de la presión especulativa es que el BCE actúe y compre deuda".
Pero dentro de la política interna, prosigue Méndez, "las discrepancias entre los sindicatos y el Gobierno es prácticamente total" porque, entre otras cosas, los recortes que se han llevado a cabo "han ido más allá del límite".
Por eso, los sindicatos anticiparon a Rajoy durante su encuentro en La Moncloa que van a solicitarle formalmente la convocatoria de un referéndum para que el pueblo español pueda opinar sobre lo que está ocurriendo.
Méndez ha revelado que le dijeron a Rajoy que, probablemente, si el ex primer ministro griego Yorgos Papandreu hubiera convocado un referéndum cuando dijo que iba a hacerlo, quizá la situación en Grecia fuera mejor ahora.
Si el Gobierno no convoca el referéndum, ha precisado Méndez, los sindicatos y otras organizaciones sociales integrantes de la llamada Cumbre social promoverán una consulta popular y si de ella emana un resultado negativo para el Ejecutivo, lo que toca, en su opinión, es que Rajoy eche marcha atrás.
"No estamos pidiendo elecciones anticipadas, sino que rectifique. Si no es así, lo hemos dicho: no descartamos cualquier hipótesis", ha señalado Méndez en alusión a la fórmula de la huelga general.