Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Méndez pide "a todos remar en la misma dirección" ante unos datos "muy malos"

El secretario general de UGT, Cándido Méndez. EFE/Archivotelecinco.es
El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha opinado hoy que "todos" los agentes implicados en el empleo, "empezando por las entidades financieras", deben "remar en la misma dirección", ya que ha reconocido que los datos del paro en enero en España son "muy malos".
El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha opinado hoy que "todos" los agentes implicados en el empleo, "empezando por las entidades financieras", deben "remar en la misma dirección", ya que ha reconocido que los datos del paro en enero en España son "muy malos".
Méndez ha asegurado que ahora "no se trata" de hacer una "adivinanza" sobre lo que va a ocurrir en el futuro o si se llegará a superar la cifra de cuatro millones de parados, sino "remar en la misma dirección", implicar las políticas públicas y coordinar las actuaciones del Estado, las comunidades y los ayuntamientos para intentar afrontar el incremento del desempleo.
El responsable de UGT ha añadido que se deben adoptar también medidas para proteger a las personas que ya están en paro y que, en la actualidad, llegan a las 3.327.801, al aumentar en enero un 6,35 por ciento el número de desempleados (198.838), según datos facilitados hoy por el Ministerio de Trabajo.
Con motivo de su presencia en Santander para informar del Consejo Confederal de UGT, que se reúne mañana en la capital cántabra, Méndez ha solicitado también al Gobierno español un refuerzo de los servicios públicos de empleo "para contrarrestar los efectos" del paro y que "reflexione y actúe" en el caso de que no exista un compromiso real de las entidades financieras para facilitar liquidez.
Méndez ha anunciado que ante esta situación "a mediados de mayo", y antes de las elecciones al Parlamento Europeo, los sindicatos de toda Europa convocarán una "gran movilización" para rechazar la crisis económica y ha añadido que, a la vez, se va a seguir con protestas en España por los expedientes de regulación de empleo que se están presentado en la actualidad.
El secretario general de UGT ha respondido así a preguntas de los periodistas sobre si su sindicato se plantea movilizaciones como las que se están produciendo en Francia, Gran Bretaña o Italia.
En este sentido, ha criticado que las movilizaciones planteadas en algunos de estos países tengan como, uno de sus objetivos, "intentar relegar a trabajadores de otros países".
Cándido Méndez se ha mostrado "preocupado" ante esta forma de orientar unas movilizaciones en favor del empleo, ha considerado que "esa no es la manera" y ha pedido "ser muy cuidadosos con el lenguaje" que se utiliza en relación con el fenómeno de la inmigración. "Los trabajadores inmigrantes no pueden convertirse en el chivo expiatorio de esta situación", ha apostillado.
El responsable de UGT ha reiterado que ahora no hay que intentar conocer "a que nivel va a llegar la marea", en relación al número de parados, sino buscar soluciones para que las cifras del desempleo no sigan aumentando con tanta "gravedad".
"Si no remamos todos en la misma dirección evidentemente la cifra llegará a los cuatro millones o incluso podría rebasarlos, pero me parece desolador que estemos aquí pensando a dónde va a llegar la marea", ha aseverado.