Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Merlín y Metrovacesa culminarán su fusión antes de fin de año

Repartirán 116 millones de euros en diviendos antes de la integración
Merlín Properties culminará en el último trimestre del año su fusión con Metrovacesa para constituir el primer grupo inmobiliario español y uno de los primeros de Europa, con una cartera de edificios y viviendas en renta valorada en unos 10.000 millones de euros, según el calendario de la operación.
Las compañías esperan el informe independiente sobre la integración en julio, para que en septiembre sus juntas de accionistas ratifiquen la operación y posteriormente lograr el 'visto bueno' de competencia. Así, en los últimos meses del año se acometerá el canje de acciones por activos con los que se materializará la integración.
La fusión pasa por que los bancos que actualmente controlan Metrovacesa (Santander, BBVA y Banco Popular) cedan a Merlín los edificios de oficinas y centros comerciales en renta de la inmobiliaria, valorados en 1.672 millones de euros, a cambio de recibir acciones de la socimi.
Así, para afrontar la operación, Merlín lanzará una ampliación de capital por la que emitirá 146,7 millones de acciones, a un precio de 11,40 euros por título, según consta en una presentación a analistas de la operación.
Este precio es un 20% superior al de 9,434 euros al que la socimi que preside Ismael Clemente cerró en Bolsa la jornada de este martes, antes de anunciar la fusión.
Este canje dará lugar a una nueva Merlín, con una cartera de edificios de oficinas, centros comerciales y centros logísticos valorada en 9.317 millones de euros y que genera ingresos por alquileres de 450 millones al año.
El Santander será primer accionista individual de esta firma, con una participación del 21,9%. BBVA contará con un 6,4% y Banco Popular con otro 2,86%.
En su cartera de activos de más de tres millones de metros cuadrados figuran edificios emblemáticos, como son la Torre Madrid de la capital o una de las cuatro del Norte del Paseo de la Castellana, otros cuatro edificios de esta vía, el centro comercial que alberga la FNAC de la Plaza de Callao, cuatro inmuebles de la Avenida de Diagonal de Barcelona o el centro comercial Las Arenas de esta ciudad.
De la fusión también surgirá una segunda empresa, denominada Testa Residencial, con 4.700 viviendas en alquiler, fruto de la integración de los pisos en renta de las dos empresas.
Merlín sólo contará con el 34,2% de esta firma filial de viviendas, que estará controlada por el Santander, con un 46%, lo que permitirá a la socimi cumplir con su objetivo estratégico de desconsolidar este negocio de sus cuentas.
DIVIENDO Y SANCIÓN.
La compañía asegura que la integración no afectará a su estructura financiera, e incluso la mejorará. La deuda de la firma resultante supondrá el 49% del valor de los activos, frente al 50,6% que supone actualmente, y Merlín mantendrá su anunciada política de distribución de dividendos.
De hecho, las dos empresas remunerarán a sus socios con un total de 116 millones de euros. Merlín repartirá 66 millones y Metrovacesa, otros 50 millones.
El acuerdo de integración de las dos empresas contempla además una penalización de 75 millones de euros en caso de que la fusión no resultara por causas atribuibles a una de las firmas, que sería la que abonaría la sanción a la otra empresa.