Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Metro y sindicatos retoman mañana la negociación para solucionar el conflicto

Cientos de personas esperan la llegada del suburbano en la estación de Nuevos Ministerios durante la nueva jornada de huelga de los trabajadores del Metro madrileño, la séptima, que se ha iniciado esta mañana con unos servicios mínimos del 50 por ciento. EFEtelecinco.es
El director gerente de Metro de Madrid, Ildefonso de Matías, ha convocado para mañana, a las 11.00, una reunión con los sindicatos del suburbano (CCOO, UGT, Conductores, Solidaridad Obrera y Sindicato Libre), en la sede social de la empresa del número 58 de la calle Cavanilles, para continuar negociando.
La cita, según han destacado hoy fuentes de la dirección de Metro, reitera la disposición de la compañía a dar una solución negociada al conflicto.
El séptimo día de huelga ha transcurrido sin incidentes de consideración salvo por la detención esta mañana, por parte de la policía, de un trabajador afiliado a UGT que formaba parte de un piquete informativo, tras mantener una discusión con un compañero que quería ejercer sus derecho a trabajar en las instalaciones de Canillejas.
El trabajador arrestado, una vez que pasó por comisaría, pudo volver a su domicilio, según ha indicado a Efe un portavoz de UGT.
Además, al igual que ocurrió el 1 de julio cuando se amotinaron los pasajeros de un tren en la estación de Argüelles, sobre las 15.10 de hoy, en la estación de Gregorio Marañón, un tren de la línea 10 quedó detenido unos 20 ó 25 minutos por una avería.
Metro pidió por megafonía reiteradamente a los pasajeros que desalojaran el tren, pero éstos se negaron, de forma que la empresa del suburbano tuvo que solicitar a la policía que acudiera al andén y desalojara a los pasajeros.
Gracias a la intervención policial quedaron desalojados todos los vagones del tren, salvo los dos últimos, que, finalmente, continuaron viaje hasta Tribunal, donde, tras una demora de diez minutos, finalmente consiguieron arreglar la avería de las puertas.
El lunes los representantes sindicales someterán el resultado de la negociación del sábado a la asamblea de trabajadores y estos decidirán si continúan los paros convocados.