Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Meyer (IU) propone que el Banco Central Europeo sea público y que el euro esté vinculado al tesoro público

El eurodiputado y cabeza de lista de Izquierda Unida a las elecciones al Parlamento Europeo, Willy Meyer, ha defendido este lunes en Soria la necesidad de que el Banco Central Europeo "deje de ser la cueva de la especulación" y se convierta en un banco público que "inyecte dinero a un plan industrial", de la misma manera que ha considerado conveniente que el euro "como moneda pública esté vinculada al tesoro público".
Meyer ha iniciado en Soria la precampaña electoral para los comicios del 25 de mayo y ha asegurado que el actual proyecto de integración regional de la Unión Europea ha resultado "fallido", teniendo en cuenta que "se ha vuelto a niveles económicos de los años 30 y 40 y a una escalada de retrocesos sociales".
Para el cabeza de lista de Izquierda Unida, es el momento de "la denuncia y de la alternativa" y de poner sobre la mesa a los "autores políticos" de la actual situación europea que son "el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea, y también el bipartidismo".
Así, Willy Meyer ha abogado por "un proceso constituyente pensado por y para la gente".
El cabeza de lista de IU también ha propuesto que una hacienda pública europea que se ocupe de conseguir "fonos para atender a la cohesión social y territorial" al tiempo que ha explicado que la coalición defiende el rescate de empresas que fueron privatizadas, como fue el caso de las empresas de la energía.
Por todo ello, Meyer ha estimado que "es importante" lo que suceda en las urnas el próximo 25 de mayo para "terminar" con el bipartidismo, ya que, en su opinión, los comicios europeos marcarán el inicio de un "ciclo electoral" que continuará en 2015 con las elecciones municipales y autonómicas, y con las generales.