Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de personas claman contra la reforma de pensiones en una Grecia paralizada

Vista de una parada de tranvía vacía frente al Parlamento griego, en Atenas (Grecia). La séptima huelga general del año en Grecia, convocada hoy, ha paralizado el transporte público, alterado las conexiones de numerosos vuelos y reducido la atención sanitaria a las urgencias. Las protestas responden a la reforma del sistema de pensiones que se aprobó de forma preliminar esta madrugada por mayoría en el Parlamento griego en una sesión extraordinaria. EFEtelecinco.es
Hasta 20.000 personas -11.000 según la policía- protestaron hoy en Atenas de forma pacífica contra la reforma de las pensiones, en una jornada de huelga general que ha paralizado el transporte y la administración pública en todo el país.
Los sindicatos aseguraron que 20.000 personas se reunieron delante del Parlamento en protesta por la tramitación de la ley que impone recortes a las pensiones, aunque reconocieron que la asistencia a la manifestación estuvo por debajo de lo esperado.
Gianis Panagópulos, presidente de la Confederación de Trabajadores de Grecia (GSEE) que representa a un millón y medio de trabajadores, declaró a Efe que "la respuesta en los puestos de trabajo ha sido muy alta, rozando un 80 por ciento".
Aún así, admitió que la participación en la calle "ha sido débil" y lo atribuyó a la paralización de la totalidad de los medios de transporte, "lo que hizo muy difícil el acceso de los manifestantes al centro".
En la misma línea se expresó la Unión de Funcionarios Civiles (ADEDY) que atribuyó la poca participación en las manifestaciones a la huelga en el transporte público.
Un portavoz de ADEDY declaró a Efe que "la gente no salió a las calles, pero se ausentó de sus puestos (de trabajo), donde se constató una alta participación".
El único incidente reseñable se produjo al concluir una manifestación en los aledaños de la céntrica Universidad de Atenas, donde un grupo de manifestantes agredió a un policía vestido de paisano.
Según la Policía, los manifestantes en Atenas no superaron los 11.000, aunque subrayó que las protestas "transcurrieron de forma pacífica".
El centro de Atenas estuvo cerrado al tráfico rodado desde tempranas horas de la mañana hasta pasado el mediodía, ocasionando grandes atascos en las avenidas cercanas.
Muchos comercios abrieron hoy pese a los llamamientos sindicales de echar el cierre en protesta contra las medidas de ahorro que está aplicando el Gobierno socialista para sanear las cuentas públicas.
Las protestas responden a la reforma del sistema de pensiones que se aprobó de forma preliminar esta madrugada en el Parlamento griego durante una sesión extraordinaria, aunque hoy la Cámara refrendará la normativa artículo por artículo.
El nuevo modelo eleva la edad media de jubilación hasta los 65 años, aumenta de los 35 a los 40 los años de cotización para obtener la pensión máxima, equipara la edad de jubilación femenina a la masculina, y rebaja la cuantía de las pagas en una media del 7 por ciento.
Pese a la dureza de las medidas, las encuestas difundidas por varios medios indican que la mitad de los griegos consideran la reforma necesaria para la solvencia de las arcas públicas.
La reforma se incluye dentro del plan de austeridad que Grecia alcanzó con la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para obtener 110.000 millones de euros en créditos para salvar al país de la bancarrota.
ADEDY informó a Efe que la próxima semana se celebrará una nueva jornada de protestas con ocasión de la votación en el Parlamento de la reforma del sistema de pensiones de los funcionarios, que afecta a medio millón de personas.
Más de un centenar de vuelos nacionales e internacionales han tenido que ser alterados o cancelados debido al paro de cuatro horas de los controladores aéreos entre las 07.00 y las 11.00 GMT.
Además, ocho conexiones por barco desde la Grecia continental a las islas se cancelaron desde el puerto de El Pireo y el resto se retrasaron hasta mañana.
El paro afectó también a la administración pública, la atención sanitaria -salvo los casos de urgencia- y las empresas públicas.
Los periodistas también han tomado parte de la huelga, lo que en la práctica ha supuesto un apagón informativo en toda Grecia debido a la falta de informativos.