Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Modesto Lomba dice que España es "líder mundial" en 'fast fashion' gracias a empresas como Inditex o Mango

El diseñador y cofundador de la firma Devota & Lomba, Modesto Lomba, ha asegurado este martes en Santander que "el dictado internacional de lo que está de moda, lo que va a estar de moda y lo que ya no está de moda se hace en España y lo hace Inditex gracias a su magnífica gestión".
"No me atrevería a decir que España haya tocado techo ni suelo", ha comentado, al tiempo que ha reivindicado que España es "líder mundial" en 'fast fashion' gracias a empresas como la propia Inditex, Mango o Zara, que, en su opinión, se han sabido adaptar a los cambios en el consumo de la moda que se han producido con la globalización.
Con esta adaptación, ha comentado, España ha recuperado el tiempo perdido, ya que entró en el mundo de la moda "40 años después" que Italia, que lidera el panorama mundial del prêt-à-porter.
"Italia sigue siendo líder del prêt-à-porter, Francia lo sigue siendo en la alta costura o costura de lujo y los americanos son líderes en comunicación", ha asegurado Lomba durante una rueda de prensa con motivo del curso magistral 'Creación de una idea' que dirige esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).
En esta rueda, Lomba también ha remarcado que Italia es el país que, con marcas como Dolce & Gabbana o Armani, aporta "más tejidos novedosos", de modo que, a su juicio, si alguien quiere comprar seda de calidad "se la tiene que comprar a un italiano, aunque no producen seda".
En este sentido, ha afirmado que la crisis económica ha favorecido la creatividad en disciplinas como la música o la literatura, pero ha lamentado que no ha ocurrido lo mismo en la moda española. Sin embargo, sí ha recordado los efectos de la crisis en las ventas de las firmas en España, que, no obstante, han tenido más ventas "o no han bajado" en el extranjero, como ha sido el caso de Inditex.
Esto se debe, según ha precisado, a la introducción y al poder de la moda española en el mercado global. "Hoy en día la moda es mucho más global, pero en la moda española se percibe su identidad y eso es irremediable porque los propios diseñadores lo buscan", ha apuntado, al tiempo que remarca que cada vez más los diseñadores buscan imponer su impronta y su "personalidad" en los diseños, su "propia creatividad".
LA MODA ESPAÑOLA "TIENE UN BUEN RELEVO" CON JÓVENES DISEÑADORES
Lomba ha afirmado que en España "hemos sido durante 40 años los chinos de Europa" en el mundo de la moda, mientras que países como Italia trabajaron la industria textil con el apoyo del Estado desde el final de la II Guerra Mundial. También ha remarcado que la moda española "tiene un buen relevo" con los jóvenes diseñadores.
"No hay futuro para la moda si no hay relevo generacional", ha advertido, al tiempo que ha comentado que como presidente de la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME) ha promovido la presencia de estos jóvenes diseñadores en la Cibeles Fashion Week.
Precisamente, ha comentado que la organización de la Cibeles Fashion Week ha incluido en su programa un día entero para que los jóvenes muestren sus diseños. "No lo hace óptimamente, pero no lo hace mal", ha aclarado.
Lomba, que en el curso magistral de la UIMP pretende dar a conocer el "trabajo de laboratorio" que supone todo el proceso de creación de cualquiera de sus colecciones, ha insistido a este respecto en el trabajo de Inditex, que "renueva" a sus diseñadores con gente joven.
Finalmente, además de apuntar que ha propuesto a la UIMP la colaboración con la ACME para impartir en esta universidad cursos "más técnicos y especializados", también ha reconocido que el mundo de la moda es "efímero" y "frívolo", asociando la frivolidad al hecho de la asistencia de "prescriptores" que aportan dinero a las firmas de moda en la primera fila de los desfiles y a la presencia de actrices y actores que tienen "acuerdos de exclusividad" con determinadas firmas.