Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mondragón cree que el sector industrial "piensa más en el mundo" que en el Gobierno que haya en Madrid

El presidente del grupo Mondragón, Javier Sotil, ha manifestado su convicción de que el segmento industrial del país "piensa más en el mundo" que en el Gobierno "que tenga al lado o en Madrid". Además, ha dicho no tener "ninguna duda" de que Euskadi es "un país interesante" con un "ecosistema envidiable" para el "desarrollo de la economía".
En una entrevista a Radio Euskadi, recogida por Europa Press,
Sotil ha defendido la internacionalización como "una estrategia de futuro imprescindible", aunque no sea "la única de futuro". "Hoy hay que estar, el 72% de las ventas están fuera del mercado nacional", ha dicho.
Según ha explicado, el grupo, con 11.000 personas "en el mundo", ha hecho "movimientos" que le han permitido "orientar los negocios en un sentido o en el otro".
Ante las advertencias de una posible nueva recesión en 2017, ha asegurado que no dedica "mucho tiempo a pensar en la macroeconomía". "Nosotros estando como estamos en todos los países nos encontramos, porque los números macro dicen poco, que lo importante es que suba el mercado allí donde estás. Donde no estás tiene poco valor", ha explicado.
Sotil considera importante "entender cómo se mueve la economía en el mundo", por encima de "las grandes cifras". "En este momento se está produciendo un desplazamiento de las inversiones en México, que está atrayendo mucha inversión, son movimientos geopolíticos que hay que entender. Más que hablar de manera macro, nosotros tenemos que ver nuestros negocios dónde están y cómo se están comportando los mercados concretos donde están", ha manifestado.
Por ello, el presidente de la corporación vasca ha rehusado opinar "si el año 2017 va a ser infinitamente mejor o infinitamente peor".
INESTABILIDAD
Preguntado por si la inestabilidad política y la ausencia de Gobierno puede influir en su actividad económica e industrial, en particular, en España, ha asegurado que "nos fijamos poco" en estos asuntos.
"Es una pregunta recurrente. La inestabilidad afecta básicamente al consumo, es un elemento sensible, pero el mundo industrial, afortunadamente, estamos pensando más en el mundo que en el Gobierno que tengamos al lado o en Madrid", ha manifestado.
Según ha dicho, su preocupación se centra más en "la velocidad" en la que "están pasando las cosas". "A mí no me preocupa tanto si el PIB va a crecer el 2,4 ó el 2,5%. Lo que sí me preocupa es entender las claves que van a dominar en los próximos años. Entender los mercados que van a subir, los sectores económicos que van a crecer o decrecer, el enorme impacto de las tecnologías o entender la geopolítica, porque es lo que permite orientar los negocios y enfocar tu estrategia", ha señalado.
EUSKADI
Sotil ha dicho no tener "ninguna duda" de que Euskadi "es un país atractivo" porque "tiene unos valores muy interesantes para el desarrollo de la economía", tiene "una cultura del trabajo muy resaltable" y dispone de "un ecosistema envidiable".
"No hay muchos sitios en los que alrededor de las empresas haya centros tecnológicos, de formación profesional y universidades", ha enumerado. Ante ese "ecosistema interesante", se debe "hacer que trabaje un poco más fino", porque Euskadi tiene "un atractivo innegable".
TRATADO DE LIBRE COMERCIO
El presidente de Mondragón ha asegurado que la corporación no ha analizado del tratado de libre comercio entre la UE y EE.UU. "en profundidad". "Si alguien nos pone esa tarea, nos pondremos", ha dicho.
En primer lugar, según ha dicho, "porque en este momento hay filtraciones" y opinar previamente es "complicado". "Es verdad que ante los tratados de libre comercio, "desde donde estés, tú puedes opinar en función de lo que crees más importante". "Nosotros hemos estado en el mundo, estamos en todos los países, henos sufrido todas las trabas arancelarias y técnicas que uno se puede imaginar y hemos vivido también en mercados absolutamente transparentes", ha indicado.
Por ello, ha asegurado que "no le vamos a hacer el papel a los políticos". "Si nos preguntan, diremos lo que nos conviene, pero sí tenemos la obligación de ser flexibles y acomodarnos al marco que finalmente quede", ha concluido.