Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montoro ofrece a la oposición pactar una iniciativa en el Congreso para luchar contra el fraude fiscal

Afirma que ha habido 131.411 declaraciones de bienes y derechos en el extranjero por valor de 87.700 millones que tributarán desde 2014
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha ofrecido este miércoles a los grupos parlamentarios de la oposición en el Congreso la posibilidad de pactar una iniciativa conjunta a favor de la lucha contra el fraude fiscal y para el afloramiento de la economía sumergida, destacando que cuanto más efectiva sea esta vía de actuación, "antes se podrá dejar atrás la etapa de subida de impuestos".
Aprovechando una interpelación planteada por el portavoz económico de CiU en el Congreso, Josep Sánchez Llibre, sobre este tema, el ministro Montoro ha afirmado que el Gobierno "trabajará para el desarrollo en plenitud" del texto político que presenten los nacionalistas catalanes para que pueda ser compartido por todos los grupos y que "muestre el compromiso de las Cortes con la lucha contra el fraude y el afloramiento de economía sumergida".
"Éste es un grave asunto con muchas vertientes, por lo que sería oportuno abordarlo desde diferentes posiciones y con lealtad de todos los grupos", ha dicho, apuntando que la iniciativa final debería "entroncar" con los planteamientos del comité de expertos que trabajan en la futura reforma fiscal, y que también deberá "acoger" este aspecto.
Y es que con menos economía sumergida, Montoro confía en que pronto se podrá "dejar atrás la etapa de subida de impuestos" y, gracias a un ensanchamiento de las bases tributarias, se podrá "reducir la carga fiscal, que es el deseo prioritario del Gobierno". "A la hora de abordar este asunto debemos buscar sobre la máxima coincidencia", ha reiterado.
YA SE HAN HECHO COSAS.
"La economía sumergida existe en todas partes del mundo pero no es admisible, y menos en una crisis como ésta, de grandes desequilibrios sociales derivados de la pérdida de puestos de trabajo y que, por tanto, se distribuye inequitativamente entre capas sociales y generaciones", ha apuntado Montoro, para quien la respuesta a esta situación de crisis no puede ser más economía sumergida "sino lo contrario".
Por eso, el Ministerio de Hacienda ha puesto en marcha desde el inicio de la legislatura diferentes iniciativas de lucha contra el fraude fiscal. "Difícilmente encontraremos un Gobierno en la historia de la Democracia más comprometido en la lucha contra el fraude fiscal", ha llegado a afirmar.
2.100 EXPEDIENTES POR DENUNCIAS DE PAGOS EN EFECTIVO.
A renglón seguido, ha detallado que se han reducido en 9.591 los contribuyentes acogidos al sistema de módulos, se han recibido 131.411 declaraciones informativas de titularidad de bienes y derechos en el extranjero por valor de 87.700 millones de euros "en tiempo récord", lo que permitirá que ese dinero empiece a tributar a partir del año próximo; y se han iniciado 2.170 expedientes de análisis de denuncias de pagos en efectivo tras la limitación a 2.500 euros.
Además, a lo largo de 2013 se han tramitado 8.016 expedientes de derivación de responsabilidades y se han adoptado 1.942 medidas cautelares. En cuanto a las 17.000 verificaciones del cumplimiento de las obligaciones tributarias programadas por la AEAT, el ministro ha asegurado que a 31 de agosto ya se han realizado casi 10.000 con el objetivo de detectar irregularidades como operaciones en efectivo por encima del valor máximo permitido o controlar alquileres no declarados, entre otras.
Asimismo, se han mejorado e impulsado los mecanismos telemáticos y la simplificación administrativa en la gestión tributaria, lo que ha permitido que en la Campaña de la Renta 2012 se hayan puesto a disposición de los ciudadanos más de 23,7 millones de borradores y datos fiscales, se hayan atendido más de 7,4 millones de llamadas y se hayan presentado por Internet 19,3 millones de declaraciones de la Renta, un 23,5% más que un año antes.
CONCIENCIA SOCIAL.
En cualquier cosa, Montoro cree que hay que seguir avanzando en la concienciación social para poder ampliar las bases imponibles para incrementar los ingresos tributarios sin subir impuestos, y ha pedido "ejemplaridad" a todas las figuras públicas "de los diferentes ámbitos", comenzando por los propios políticos y sus partidos. "Las grandes empresas deben pagar correctamente sus impuestos, y también las formaciones políticas. Todos los que tenemos presencia en la vida pública en sus diferentes manifestaciones tenemos un efecto de ejemplaridad", ha recordado.
El titular de Hacienda ha abogado también por "erradicar" la "normalidad" con la que los españoles aceptan compras sin IVA alertando de que ese comportamiento supone "que haya menos recursos para financiar los servicios públicos" y también un perjuicio para la recuperación económica y la creación de empleo por el efecto de "competencia desleal" que comporta.
En la misma línea, cree que hay que empezar a ver las inspecciones de Hacienda "con absoluta normalidad, como comprobaciones del cumplimiento de las obligaciones tributarias" en lugar de entenderlas como "un elemento de persecución" como sucede ahora. "Vivimos en una sociedad en la que tener una inspección es como enviarte los demonios directamente, cuando es al revés", ha lamentado.
Finalmente, ha recordado que también hace falta afrontar cambios a nivel europeo, porque "no es admisible" que la UE siga "conviviendo" con paraísos fiscales como Gibraltar, que "es de la UE pero no comparte las informaciones tributarias básicas clave" y permite a las empresas actuar "offshore", lo que "esquilma" las apelaciones de los gobiernos nacionales a la conciencia fiscal de sus ciudadanos.
TENER DATOS PARA TRABAJAR.
Por su parte, el diputado de CiU Josep Sánchez Llibre ha agradecido al ministro la "acogida" que ha dado a su iniciativa, porque "ha abierto muchas posibilidades para que exista un diálogo fluido y para plantear algunas ideas para que se pongan en marcha rápidamente".
Y es que, aunque los nacionalistas catalanes reconocen que algunas de las medidas del Ejecutivo para reducir los desequilibrios económicos "han dado efectos moderadamente positivos", también defienden que hay alternativas a las subidas de impuestos y los recortes, como por ejemplo "reconducir la economía sumergida para que aflore paulatinamente, haciendo que la estrategia de la AEAT sea más eficiente".
Sin embargo, dado que este ámbito es "desconocido", Sánchez Llibre ha pedido que se hagan índices oficiales desagregados por territorios y tipos impositivos, y con información sobre los casos detectados, la evolución de los últimos años en función de las medidas puestas en marcha o la previsión para el futuro. Estos datos serían la base para el diseño de medidas "más efectivas" de lucha contra el fraude y afloramiento de la economía sumergida.
En este sentido, ha recordado la "contradicción" de que, pese a tener tipos impositivos más altos que la media europea, España recaude menos ingresos tributarios en relación con el PIB, y ha achacado este "gap fiscal" al nivel de economía sumergida, que según organismos internacionales se sitúa entre el 20 y el 30% del PIB, lo que supone que cada año la Agencia Tributaria deja de ingresar entre 60.000 y 80.000 millones de euros.
"Si se alcanzara un nivel equiparable al de la UE del 10-13% de economía sumergida se podrían conseguir 20.000 millones más al año de ingresos tributarios, una cantidad muy significativa, sin subir impuestos. Es un objetivo difícil pero posible", ha insistido.