Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montoro analiza la reforma tributaria con los economistas y asesores fiscales

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, se ha reunido con el presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich; el presidente del REAF-REGAF, Jesús Sanmartín; y el asesor de coyuntura del Consejo, Luis Caramés, para analizar la futura reforma tributaria.
Los economistas valoraron positivamente el trabajo realizado por el Comité de Expertos sobre la reforma fiscal y mostraron a Montoro su acuerdo con la mayoría de las propuestas incluidas en el informe presentado en marzo.
Especialmente, compartieron la reforma del Impuesto de Sociedades planteada por el grupo de Manuel Lagares, ya que consideran que no es lógico que el tipo nominal se sitúe en el 30% cuando realmente lo que terminan por pagar la mayoría de las empresas es el 11%.
"Un acercamiento del tipo nominal al efectivo favorecerá, entre otras cosas, la inversión de capital extranjero en nuestro país", señaló Pich, que compartió también la propuesta de eliminar deducciones del impuesto, dada la maraña existente de las mismas, que produce desconcierto e inseguridad jurídica a las empresas.
Montoro, por su parte, explicó a los economistas y asesores fiscales que el Gobierno quiere remitir la reforma tributaria a las Cortes antes de que finalice este primer semestre y que planteará una reforma global que deberá abordarse en varias fases.
El ministro mostró su disposición a bajar los impuestos, aunque dejó claro que esta reducción tendrá que acometerse en función de los escenarios económicos que se produzcan. Por otra parte, hizo hincapié en que los ingresos tributarios hasta febrero han aumentado un 7,5%, siendo la tasa acumulada hasta este mes la más alta desde 2007.
Por otro lado, el ministro destacó la labor llevada a cabo por los economistas a la hora de informar de observaciones técnicas de disposiciones legislativas, y plantear enmiendas a los proyectos de ley de su ámbito de actuación para su consideración por los grupos parlamentarios.
También hablaron del incremento de las reclamaciones por discrepancias tributarias presentadas por los contribuyentes y Pich apostó por implementar nuevos mecanismos de resolución de conflictos. Así, consideró positivo explorar nuevas vías de colaboración con los contribuyentes que cumplen con sus obligaciones fiscales, como, por ejemplo, suavizar los plazos de presentación de autoliquidaciones, entre otras cosas.
Por último, el ministro y el presidente del Consejo General de Economistas coincidieron en destacar la evolución de la economía española, refrendada por una mejora de los datos macroeconómicos, datos que resultan muy significativos por lo que tienen de cambio de tendencia.