Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nadie se atreve a construir

"Los promotores no promueven" porque las "ventas están paradas" y los "bancos no dan créditos". Con estas palabras explica, Carlos Alonso, gerente de la constructora Ábaton, la caída del 58% de los visados concedidos para obra nueva en 2009. Hay muchos constructores que no se atreven ha empezar nuevos trabajos porque tienen stocks por vender, y otros, como Ábaton, se encuentran con las puertas cerradas de las entidades financieras, argumenta Alonso. 
Argumentos similares utilizan desde la patronal inmobiliaria G-14. Su secretario general, Pedro Pérez, asegura que "a nadie se le ocurre seguir fabricando si tiene el almacén lleno". Tras conocerse los datos de visados de obra nueva, "si alguien quería ver el vaso medio lleno, tendrá que utilizar lupa para ver algo de agua", sentencia.
Vender antes de construir
Pérez considera imprescindible dar salida al stock y eso debe hacerse facilitando la financiación a las personas interesadas en comprar una casa. Recuerda que la OCDE acaba de publicar un estudio en el que recomienda al Gobierno que "tome medidas para reactivar el sector" y en concreto propone una "política de vivienda que acelere la absorción del extenso parque que no ha sido vendido". 
La necesidad de vender ha llevado a promotores y particulares a ajustar los precios. Los primeros los han reducido entre un 15 y un 25%, en función de la bajada del valor del terreno. Los segundos sobre un 15% en las grandes ciudades. No obstante, hay previsiones de estabilización de los precios. "Creemos que vamos a entrar en una etapa en la que el precio de la vivienda de segunda mano va a fluctuar ligeramente durante los primeros meses del año para acabar estabilizándose”, explica Christian Palau, director de l portal inmobiliario Fotocasa.
Y a pesar de las rebajas, el número de hipotecas concedidas en 2009 ha descendido un 21,9% respecto al año anterior. Pérez acusa a los bancos de seguir restringiendo los préstamos.
No obstante, hay quien va más allá y advierte de que el número de hipotecas no reflejan la verdadera situación del mercado. Fernando Encinar, jefe de Estudios del portal Idealista, señala que si la media mensual de hipotecas constituidas en 2009 es de 53.000 y las operaciones de compra venta en el último mes del pasado año fue de 32.184, hay algo que no encaja.
Encinar sostiene que la estadística hipotecaria del INE recoge no solo los préstamos concedidos para compra-venta estricta, sino "también refinanciación por mora, ampliaciones hipotecarias o cambios de condiciones", entre otros. Insiste: "653.173 aún son muchas hipotecas".
Exigir una rebaja
Desde Idealista.com, se atreven a aconsejar a los vendedores que se agarren a la oferta que tenga hoy en la mano y a los compradores que reclamen descuentos de hasta el 25%. Si en 2005 se vendía una casa en dos meses, ahora, "las que se venden", tardan un año.
Los expertos insisten en que a pesar de la crisis del sector, la demanda de vivienda está ahí. Fotocasa, por ejemplo, ha registrado en el último año un aumento de las visitas del 76% y una demanda creciente de información del 90%.
Actualmente hay 1.300.000 millones de hogares -nuevos y de segunda mano- en venta, cuatro veces más de la demanda anual de vivienda.