Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Navantia dará mantenimiento hasta finales de 2015 a las cinco fragatas noruegas construidas en Ferrol

El Ministerio de Defensa de Noruega ha decidido prorrogar a Navantia, hasta diciembre de próximo año 2015, el contrato de mantenimiento de las cinco fragatas construidas en los astilleros de la Ría de Ferrol entre el año 2003 y 2011.
Dicha decisión ha sido anunciada durante la celebración del tercer 'Executive Meeting', en donde se analizó la evolución del estado de las obras contratadas en junio de 2013 bajo y que ahora han sido ampliadas.
Según este acuerdo, las cinco fragatas de la serie F-310 serán sometidas a trabajos de soporte técnico, ingeniería, actualizaciones, asistencias técnicas a bordo, así como repuestos y reparaciones, utilizando en estas actuaciones equipos suministrados por la propia Navantia.
Según ha asegurada la empresa pública a través de un comunicado, "las reuniones se han celebrado en un excelente clima de colaboración", en donde los responsable de Defensa del país del norte de Europa han destacando "el eficaz trabajo que Navantia viene desarrollando hasta ahora en el ámbito del mantenimiento y mejora de las fragatas de la clase Nansen F-310", en su base de Noruega.
DESPLAZAMIENTOS
A lo largo de los últimos años han sido varios los operarios de los astilleros de Navantia en la ría de Ferrol los que se han desplazado hasta Noruega para realizar las tareas de mantenimiento de estos buques, que en muchos casos consisten en actuaciones de mejora en algunos de sus elementos, ya que los programas de construcción de este tipo de unidades suelen llevar de manera pareja la actualización de aquellas mejoras que se van dando con el paso del tiempo, entre ellas la utilización de nuevos materiales, en ocasiones más duros y de menor peso.
Para hacerse con ente contrato, la antigua Izar, disuelta en el año 2004 para no devolver supuestas ayudas ilegales percibidas por parte del Gobierno de España, y ante la exigencia de la UE, se enfrentó en la fase final del concurso con astilleros alemanes y holandeses, a los que logró imponerse sobre todo por aportar el sistema de combate norteamericano AEGIS, con algunas limitaciones con respecto al utilizado en las fragatas de la serie F-100 españolas.
Los nombres de las cinco fragatas construidas rinden honor a distintos exploradores noruegos y corresponden a F-310 'Fridtjof Nansen', F-311 'Roald Amundsen', F-312 'Otto Sverdrup', F-313 'Helge Ingstad' y F-314 'Thor Heyerdahl'.