Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nestlé invierte más de 380 millones en España desde 2010

Nestlé ha invertido un total de 381 millones de euros en el periodo 2010-2015 en los 11 centros productivos que tiene en España, y más del 74% de esta inversión, destinada a mejoras de productividad y renovación de instalaciones, se ha dirigido a las fábricas de Girona --de café soluble-- y La Penilla (Cantabria), que produce leche en polvo, harinas para alimentación infantil, cacao soluble y chocolates y emplea a 800 trabajadores.
En concreto, las instalaciones de Girona, donde trabajan 700 empleados, incluyen la fábrica de café soluble Nescafé y descafeinado de café verde, en funcionamiento desde 1968, así como la planta de producción de cápsulas de Nescafé Dolce Gusto, operativa desde 2009, y donde se procesan anualmente 80.000 toneladas de café verde, más del 1% de la producción mundial de café, ha informado Nestlé en un comunicado este miércoles.
El resto de centros de producción, ubicados en Pontecesures (Pontevedra), Gijón y Sevares (Asturias), Araia (Álava), Viladrau (Girona), Castellbisbal (Barcelona), Reus (Tarragona), Miajadas (Cáceres) y Herrera del Duque (Badajoz), han recibido una inyección de 96 millones de euros desde 2010.
El director general de Nestlé España, Laurent Dereux, ha destacado que la multinacional suiza ha mantenido un "alto ritmo inversor" en los años más duros de la crisis económica, lo que demuestra la competitividad de las fábricas españolas, donde trabajan 5.500 personas.
La inversión del ejercicio 2015 ascendió a 49 millones de euros, de los que algo más de un 10% corresponden a la inversión de 102 millones para construir unas nuevas instalaciones dedicadas a la producción de Nescafé en Girona, unas obras que acabarán a finales de 2017.
En cuanto al resto de anualidades, el año 2011 fue el que comportó un mayor esfuerzo inversor, con 97 millones de euros, seguido de 2012, que contó con una inversión de 83 millones de euros.