Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Nikkei se recupera de su mínimo en 26 años animado por Wall Street

La Bolsa de Tokio ganó hoy un 4,55 por ciento animada por el cierre en Wall Street y se recuperó de las caídas de las últimas tres jornadas, que llevaron a su principal índice a niveles cercanos a los de hace 26 años.
El Nikkei ganó 321,14 puntos y cerró en los 7.376,12 puntos, después estar a punto de perder el martes la barrera psicológica de los 7.000 enteros.
El índice Topix, que agrupa todos los valores de la primera sección, sumó 18,78 puntos, un 2,67 por ciento, hasta los 722,28 enteros, después de quedarse ayer en su nivel más bajo desde diciembre de 1983.
Las cotizaciones se apuntaron alzas en la mayoría de los 33 sectores del parqué tokiota, liderados por los valores de compañías de inversión, las aseguradoras y las empresas de caucho.
Tan sólo cuatro sectores, gas y electricidad, información y comunicación y transporte, se quedaron en los rojos.
La última jornada de Wall Street, que registró la mayor ganancia de lo que va de año, fue uno de los principales acicates para los inversores nipones.
La mejora de los resultados provisionales de Citigroup en los dos primeros meses del año ha contagiado el optimismo a la Bolsa de Tokio, especialmente en el sector financiero.
Nomura Holdings, la mayor firma de valores de Japón, fue el líder de valor de la jornada, tras ganar 42 yenes por acción, más del 10 por ciento, hasta los 458 yenes.
Las participaciones del segundo banco nipón, Mizuho, se revalorizaron algo más del 5 por ciento, hasta los 176 yenes, y se convirtieron en el líder de volumen del día.
Fast Retailing, uno de los mayores grupos textiles de Japón, propietario de Uniqlo, fue otro de los ganadores al apuntarse un 7 por ciento, y cerrar en lo 9.740 yenes, después de presentar una línea de ropa para la crisis, con vaqueros desde 990 yenes.
En la primera sección, los 1.211 valores que cerraron en verde superaron a los 381 que registraron pérdidas, mientras que 117 no mostraron cambios.
La caída de los pedidos de maquinaria en el mes de enero anunciada hoy no desanimó a los inversores, ya que el descenso del 3,2 por ciento registrado respecto a diciembre fue menor de lo previsto, a pesar de ser el peor los últimos 22 años.
"El dato publicado hoy confirma que la economía japonesa está mal, aunque mejor de lo que el mercado esperaba", aseguró a la agencia local Kyodo Hiroichi Nishi, analista de Nikko Cordial.
Entre los que se quedaron en los números rojos destacó la inmobiliaria Pacific Holdings, que superó su límite de caída fijado en 300 yenes, hasta los 1.614 yenes por acción, después de que la compañía recurriese a las leyes de protección por bancarrota.
El volumen de negocio fue de 2.002,26 millones de acciones, lo que supone un aumento frente a los 1.719,81 millones de ayer.