Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OCDE elogia las reformas de España

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha elogiado las reformas adoptadas en España, al afirmar que "ha hecho mucho en la dirección adecuada", aunque el mexicano declinó realizar una valoración de la situación país por país en la actualización de las previsiones macroeconómicas de la institución de cara a la próxima cumbre del G-20, que se celebrará en la localidad francesa de Cannes los días 3 y 4 de noviembre.
"España ha hecho lo que era requerido (...) Ha hecho mucho y en la dirección adecuada", dijo Gurría en referencia a los anuncios en materia de pensiones, flexibilización de la negociación colectiva, reestructuración del sector financiero y reducción del déficit.
En su intervención ante los medios, el secretario general del llamado 'Club de los países ricos' subrayó la necesidad de que los líderes del G-20 "pasen a la acción", especialmente en lo que se refiere a los acuerdos alcanzados la semana pasada en la última cumbre de la UE, que, a su juicio, "van en la dirección adecuada".
Las nuevas previsiones de la OCDE contemplan un crecimiento de la economía de la zona euro del 1,6% este año, que sufrirá una severa desaceleración el próximo año, cuando apenas registrará una expansión del 0,3%, para volver a crecer un 1,5% en 2013, en contraste con las previsones de expansión del 2% para 2011 y 2012 del pasado mes de mayo.
Asimismo, la institución advirtiño de que si la zona euro no logra resolver la crisis de deuda y restaurar la confianza en los mercados, estas perspectivas serían aún peores.
Por otro lado, la OCDE ha pedido de manera explícita al Banco Central Europeo (BCE) que rebaje los tipos de interés, ya que el precio del dinero en la eurozona se mantiene en el 1,50%, frente al nivel cercano a cero de EEUU y Japón o el 0,50% de Reino Unido.