Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OMC pide cooperación entre países para combatir la tensión en el intercambio de recursos

El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Pascal Lamy, durante la presentación hoy, en Shanghái, del "Informe sobre el comercio mundial 2010" del organismo. EFEtelecinco.es
La Organización Mundial del Comercio (OMC) hizo hoy un llamamiento a la cooperación entre países para hacer frente a la "tensión", aumentada por la recuperación económica, entre la creciente demanda de materias primas y su escasez.
En el "Informe sobre Comercio Mundial 2010", presentado hoy en Shanghái por su director general, Pascal Lamy, la OMC señala que dicha cooperación debería ir orientada a garantizar la gestión sólida de los recursos y una ganancia equilibrada y mutua entre países, para lo que son necesarias también reglas comerciales adecuadas.
Lamy se mostró confiado en que se puede lograr "un beneficio mutuo" en el intercambio de los recursos naturales y señaló la importancia de la cooperación en un momento en el que "el mundo se recupera de la crisis" y eso contribuye a "una mayor tensión" en el comercio de recursos naturales.
El economista jefe de la OMC, Patrick Low, señaló como una de las principales causas de la tensión entre países por el comercio de materias primas las políticas aplicadas para hacer frente a las características particulares de los recursos naturales.
Entre esas características está el propio proceso de obtención de las materias primas, la volatilidad de sus precios o factores externos como los medioambientales, a los que el informe presta gran atención.
Según expuso Low, los gobiernos se enfrentan a estas peculiaridades con políticas comerciales que sirven para diversificar la actividad económica, para compensar la volatilidad, o reducir el impacto medioambiental, pero que también provocan efectos negativos en otros países.
Por todo ello, el informe de la OMC concluye que la cooperación entre países, con reglas internacionales eficaces, es fundamental para el comercio de recursos naturales en los próximos años.