Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama, decisivo para conseguir la salvación de Opel

El acuerdo, sellado tras seis horas de conversaciones en la oficina de la canciller Angela Merkel, aún requiere una aprobación final, pero parece proteger a Opel y sus 50.000 empleados en Europa de una solicitud de protección por quiebra esperada para el lunes.
Merkel ha explicado que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama -que visitará Alemania la próxima semana- ayudó el viernes a lograr el acuerdo con una llamada telefónica. Eso despejó los obstáculos de financiación que amenazaron con desbaratar toda la operación.
"Hablé ayer por teléfono con el presidente estadounidense y estábamos de acuerdo en que teníamos que hacer todo lo posible por obtener un buen resultado de esta complicada tarea", ha indicado Merkel a la prensa.
Oliver Burkhard, jefe del sindicato de trabajadores metalúrgicos de IG Metall en el estado de Renania del Norte-Westfalia, señaló que el alivio era palpable."Ahora podemos mirar hacia adelante", celebró. "Ahora comienza el trabajo real. La única certeza es que Opel seguirá adelante", agregó.
El ministro de Finanzas alemán, Peer Steinbrueck, informó a las 2.15 hora local que se había logrado un acuerdo. Agregó que el pacto incluye financiación para Opel por 1.500 millones de euros (2.100 millones de dólares) y un modelo de fideicomiso para la automotriz alemana.
Siegfried Wolf, copresidente ejecutivo de Magna, advirtió que aún se deben resolver algunos detalles."Dentro de cinco semanas deberíamos tener la firma formal del contrato", afirmó.