Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oposición en el Congreso critica un decreto "cajón de sastre" que "fulmina" el acuerdo sobre contrato parcial

Los partidos de la oposición en el Congreso han criticado este jueves al Gobierno por "fulminar" el acuerdo que había alcanzado con agentes sociales y partidos políticos en torno a la reforma del sistema de acceso a la pensión de jubilación de los trabajadores a tiempo parcial al presentar un decreto "cajón de sastre" que incluye normativas muy variadas, lo que impedirá la unanimidad que se podía haber logrado en la votación.
Así, aunque todas las formaciones de la oposición que han intervenido en el Pleno de la Cámara Baja han reconocido que la solución acordada para eliminar la discriminación en el acceso a la pensión por parte de los empleados a tiempo parcial es "razonable" y pese a que también respaldan lo referente a las ayudas para las víctimas del accidente de Santiago, la inclusión de modificaciones sobre el acceso al paro, la tutela judicial en despidos colectivos o la autorización de un crédito extraordinario a Adif han despertado importantes críticas.
Por eso, los diferentes portavoces han lamentado uno tras otro que el Gobierno no haya aprovechado la ocasión para escenificar un acuerdo importante con la votación de un decreto específico para los trabajadores a tiempo parcial y haya optado por presentar una normativa "cajón de sastre". Además, de forma generalizada han pedido que se tramite el decreto como proyecto de ley para poder presentar enmiendas.
INCLUYEN MATERIAS "INASUMIBLES"
Así, la socialista Isabel López i Chamosa ha reprochado al Gobierno que presente "todos los recortes de derechos de los ciudadanos" a través de decretos para que "no pueda haber debate", y ha calificado de "lamentable" que no se haya aprovechado la ocasión para dar "un respaldo unánime" al acuerdo por la decisión de incluir en la norma "materias inasumibles", como la "nueva vuelta de tuerca" a la reforma laboral.
Y es que el PSOE cree que la reforma de la jubilación por contrato a tiempo parcial es positiva, pero "ahí acaba la coincidencia", ya que los cambios sobre el control en el acceso a las prestaciones supone "la persecución total de los parados". "Que nos digan que las reformas en el mercado de trabajo son simples matizaciones o modificaciones técnicas es para echarse a reír", ha añadido.
Por su parte, el portavoz socialista de Fomento, Rafael Simancas, ha expresado el apoyo de su grupo a las medidas para apoyar a las víctimas del accidente de Santiago, aunque ha criticado la "falta de respeto" a los grupos políticos, al Congreso y a los propios afectados que supone "tratar esas medidas en el marco de una norma controvertida que recorta los derechos de los trabajadores".
"Es una falta de respeto porque nos obligan a votar en conjunto unas disposiciones que presentan naturaleza, legitimidad y propósitos muy diversos. Nos obligan a vota en conjunto disposiciones que no son homogéneas ni tienen nada que ver. Claro que es urgente aprobar las ayudas, pero ha habido tiempo de sobra para aprobarlas en un pleno extraordinario con una norma específica, o incluso en este Pleno o en el de la semana próxima. Pero traerlo en el marco de un decreto controvertido no es razonable", ha añadido.
ES UNA "CHAPUZA POLÍTICA"
Joan Coscubiela, de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), ha criticado este decreto ley "portaviones", que hace "un flaco favor a la transparencia" y que "incurre en dosis elevadas de chapuza política". Además, ha señalado que, aunque comparten las medidas sobre los trabajadores a tiempo parcial, votarán en contra de un "batiburrillo" que "mezcla churras con merinas" y da "una nueva vuelta de tuerca a la reforma laboral".
"Hasta cuando hay acuerdo decide ponernos el pie en el cuello", ha lamentado, instando a la ministra a explicar por qué ha optado por "hacer la pirula" a los interlocutores del Pacto de Toledo al no aprovechar la ocasión de sacar adelante una normativa con unanimidad. Con respecto a la lucha contra el fraude en las prestaciones, el diputado catalán ha dicho que el Gobierno tiene "poca autoridad" para impulsarla dado el "grave fraude" cometido a su entender por el PP con la "ficción" mantenida con Luis Bárcenas.
El portavoz económico de UPyD, Álvaro Anchuelo, ha lamentado que el "importante" acuerdo sobre las jubilaciones a tiempo parcial --que "corrige una situación evidentemente injusta"-- haya quedado empañado por el resto de medidas del decreto, particularmente por la "reforma laboral añadida" con los cambios sobre acceso al paro o despidos colectivos, que teme provocará "más despidos". En cualquier caso, ante la tramitación como proyecto de ley de la norma la formación magenta se abstendrá.
LAS LEYES DE ACOMPAÑAMIENTO SON INCONSTITUCIONALES
El diputado de CiU Carles Campuzano también cree que este "cajón de sastre impide una mínima discusión seria" y ha espetado a la ministra que ha sido "políticamente torpe" al aprobar la protección para los trabajadores a tiempo parcial "de esta manera", desaprovechando la posibilidad de que todos los grupos "felicitaran al Gobierno" por la reforma.
Además, ha instado a Báñez a repetir el método de negociación de esta modificación sobre protección social en la reforma de las pensiones. "Eso exige tiempo, y que las prisas no lleven al Gobierno a tomar decisiones unilaterales", ha recordado.
El portavoz de Empleo del PNV, Emilio Olabarria, ha ironizado con que el decreto es el "paradigma de la pulcritud en la práctica legislativa" y que está "preñado de consistencia", recordando que el Tribunal Constitucional (TC) falló en contra de las leyes de acompañamiento, que a su entender se parecen mucho a este tipo de decretos "desordenados" que "quiebran" el principio de seguridad jurídica.
La portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha lamentado que el Gobierno "fulmine" el consenso en torno a los contratos a tiempo parcial o las ayudas a las víctimas del accidente de Santiago con un decreto que "precariza" el empleo y mezcla medidas que deberían haber sido debatidas por separado. Finalmente, Sabino Cuadra, de Amaiur, también ha criticado la "chapuza" de mezclar asuntos muy diversos en el decreto. "Si hubieran dicho esto en la universidad no le hubieran hecho repetir de curso, sino toda la carrera", ha añadido.
SE TRAMITARÁ COMO PROYECTO DE LEY
Finalmente, la 'popular' Carolina España ha recriminado a la oposición que no tiene "argumentos sólidos" para votar contra la convalidación de un decreto que, si incluye muchas materias, es porque "todas son urgentes, necesarias y positivas para los ciudadanos". Además, ha avanzado que se tramitará como proyecto de ley para que se puedan "presentar mejoras".
Tras poner en valor que los cambios en protección a tiempo parcial son el resultado de "muchas horas de diálogo para llegar a un consenso", la diputada ha reprochado al resto de grupos que voten en contra de una "reivindicación sindical histórica" sobre los contratos a tiempo parcial, de que "muchas mujeres tengan un futuro mejor", de que se adelanten las indemnizaciones a las víctimas de Santiago, de que la Sareb colabore con las ayudas a la compra de vivienda o de que más ayuntamientos puedan acogerse al plan de pago a proveedores.
Y todo, ha dicho, con el único objetivo de "bloquear los acuerdos y recurrir por recurrir cualquier solución que plantee el Gobierno para sacar al país de la crisis". "Ya lo dijo (Alfredo Pérez) Rubalcaba hace unos días: que recrudecerá la oposición al Gobierno", ha subrayado.
Por último, ha defendido que los cambios laborales son "aclaraciones, mejoras técnicas y simplificaciones" para dar "mayor seguridad jurídica" a los preceptores de las prestaciones por desempleo, así como para "agilizar" el proceso de la comisión negociadora en el periodo de consultas. "No existe ninguna modificación perversa del proceso laboral. El decreto mantiene intacto el acceso a la justicia de los trabajadores para poder reclamar individualmente", ha concluido.