Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PDeCAT propone recurrir al arbitraje y a la mediación para resolver la devolución de cláusulas suelo

El PDeCAT ha propuesto establecer la obligatoriedad de un sistema de mediación o arbitraje para la resolución de los casos en los que se reclaman la devolución de las cláusulas suelo.
Así consta en una proposición no de ley recogida por Europa Press que la formación catalana ha registrado en el Congreso, y con la que buscan agilizar estas devoluciones y garantizar que el plazo máximo de resolución de estos litigios no supere los tres meses.
La iniciativa, firmada por la portavoz de Justicia del PDeCAT en el Congreso, Lourdes Ciuró i Buldó, insta además al Gobierno a trabajar con el Consejo General del Poder Judicial y con las administraciones autonómicas que tengan competencias en la materia con el fin de incrementar la dotación de medios humanos y materiales a los juzgados ya existentes, dado el incremento de actividad provocado por estos litigios.
Asimismo, el PDeCAT apuesta por que las actuaciones de mediación y arbitraje sean dirigidas por aquellos organismos independientes que hayan sido establecidos por administraciones autonómicas.
LAS CAUSAS NO TIENEN ESPECIAL COMPLEJIDAD
En su exposición de motivos, el PDeCAT argumenta que, tras las sentencias del Tribunal Supremo y del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, las demandas de devolución "no deberían revestir especial complejidad", ya que sostienen que "en la mayoría de los casos se trata simplemente de establecer el cálculo y el método de la devolución".
La formación catalana cree que es el gran número de pleitos lo que provoca la lentitud de los procesos, por lo que acusa al Gobierno de haber impulsado un proceso de devolución "light" que deja en manos de la justicia la resolución de la mayoría de los expedientes.
"Una alternativa para el Gobierno hubiese sido hacer política, buscar consensos entre bancos y consumidores para interpretar las sentencias y el arbitraje para evitar la judicialización de miles de casos", concluye el PDeCAT.