Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La lectura del PMI de enero sugiere un crecimiento del PIB del 0,4% en la eurozona y del 0,7% en España

La expansión de la actividad del sector privado de la zona euro se ralentizó en enero a su nivel más bajo en cuatro meses, según el dato compuesto del índice PMI, que se situó en 53,6 puntos desde los 54,3 del mes anterior, lo que sugiere un crecimiento del 0,4% del Producto Interior Bruto (PIB) de la eurozona en el primer trimestre, mientras que el dato de España apunta a un 0,75%.
A pesar de la desaceleración observada en enero, el dato de actividad del sector privado de la zona euro cumplió 31 meses consecutivos por encima de 50 puntos, umbral que delimita la expansión de la contracción de la actividad.
En concreto, el PMI del sector servicios de la eurozona bajó en enero a 53,6 puntos desde los 54,2 del mes anterior, mientras que el dato manufacturero, publicado el pasado lunes, se situó en 52,3 puntos, frente a los 53,2 de diciembre.
Asimismo, los autores de la encuesta destacaron que, a pesar del retroceso de los índices, hubo algunos indicios ligeramente positivos, ya que aumentaron el empleo y los pedidos pendientes de realización, lo que sugiere que la recuperación continuará en los próximos meses.
De hecho, el empleo aumentó por decimoquinto mes consecutivo y, además, la tasa de crecimiento fue sólo ligeramente inferior que la máxima de cuatro años y medio registrada en diciembre de 2015.
Entre las economías de la eurozona, Irlanda se mantuvo a la cabeza del crecimiento del PMI (61,1), por delante de España (55,3), cuyos datos fueron los más altos en seis y dos meses, respectivamente, mientras en Alemania (54,5) se ralentizó a mínimos de tres meses y en Italia (53,8) cayó a mínimos de cuatro meses. En el caso de Francia (50,2), el dato de enero fue el más alto de los dos últimos meses.
"El decepcionante resultado del estudio del PMI de la zona euro de enero indica una de las expansiones más débiles observadas durante los
últimos doce meses y plantea la posibilidad de un nuevo estímulo", apuntó Chris Williamson, economista jefe de Markit.
En este sentido, el experto indicó que el crecimiento y la inflación claramente no han aumentado durante los últimos doce meses, a pesar de los esfuerzos del BCE, lo que, a su juicio, "plantea la cuestión de si los estímulos existentes no han sido suficientes o si la política monetaria está demostrando ser ineficaz".
De este modo, el economista jefe de Markit destacó que los datos de enero sugieren una tasa de crecimiento trimestral del PIB de la zona euro del 0,4% en el inicio del año, aunque se aprecian grandes divergencias entre países, ya que el PMI para España indica una tasa de crecimiento del 0,75%, mientras para Alemania sugiere un 0,5%.
Sin embargo, la tasa de crecimiento de Italia en el primer trimestre se habría ralentizado hasta el 0,3%, mientras Francia volvería a rezagarse y habría vuelto a caer en el estancamiento.