Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP rechaza en el Congreso pedir al Gobierno que no suba el IVA alimentario porque ya ha dicho que no lo hará

El Pleno del Congreso ha rechazado este jueves con el voto del PP y de Unión del Pueblo Navarro (UPN) la propuesta socialista de instar al Gobierno a comprometerse con que no subirá el IVA a los productos alimentarios argumentando que el propio ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ya ha asegurado que no se hará a pesar de ser una de las recomendaciones del comité de expertos para la reforma fiscal.
El presidente de la Comisión parlamentaria de Agricultura, José Ignacio Llorens, ha criticado que el PSOE presente "un refrito de todas las iniciativas que ya se han planteado y rechazado" en la Cámara Baja, aunque ha valorado que gracias a ello se pueda "poner en valor" la "espléndida" gestión del ministro del ramo, Miguel Arias Cañete, que es "el mejor candidato" del PP para Europa. "A veces las escopetas las carga el diablo", ha añadido.
Con respecto a las propuestas concretas incluidas en el texto, el diputado 'popular' ha rechazado comprometerse a no subir el IVA --de hecho, el PP ha votado esta misma semana en Comisión en contra de una proposición no de ley con este mismo contenido-- porque Montoro "ya ha dicho que no se va a subir el IVA alimentario". "Piden que no ocurra lo que no va a ocurrir", ha llegado a decir.
EVITAR LA ESPECULACIÓN
También se ha mostrado contrario a la petición de que se haga público ya el sistema de regionalización de las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) recordando que fue la Conferencia Sectorial de Agricultura la que, por unanimidad, acordó "no difundir este modelo hasta que termine el periodo de solicitudes de ayudas de 2015 para evitar movimientos especulativos", una decisión que también respaldó el consejero socialista de Andalucía.
Con respecto al establecimiento de tarifas especiales de energía para regantes, Llorens ha recordado que fueron eliminadas en 2008 y que no se pueden recuperar porque lo impide la normativa comunitaria, si bien ha asegurado que el Gobierno "intenta instaurar una tarifa general y garantizar las ayudas a los regantes con la PAC" para que puedan hacerle frente. Igualmente, el Ejecutivo se ha comprometido a "pagar la retirada de los purines de las explotaciones afectadas por el cierre de plantas", pero ha rechazado una moratoria a ese cierre.
Finalmente, en materia de las cuotas pesqueras del jurel y la caballa en el caladero Cantábrico-Noroeste, el 'popular' ha afirmado que "se ha garantizado una cuota individual por barco de acuerdo con la Ley de Pesca" tras llegar a un acuerdo con los afectados. "Por favor, actualice su moción porque las calles no están llenas de protestas, eso era hace dos meses", ha concluido, señalando que lo que es "para olvidar" es la gestión de la política agraria que hizo el Ejecutivo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.
CAÑETE DEJA "MUCHAS PATATAS CALIENTES"
Sin embargo, el portavoz socialista de Agricultura, Alejandro Alonso, ha avisado de que Cañete se va del Ministerio "dejando varias patatas calientes sin resolver", como el futuro de millones de toneladas de purines una vez se cierren las plantas de tratamiento, o unas "facturas inasumibles" de la energía para los agricultores de regadío.
Además, cree que es necesario que el Gobierno "haga público ya el modelo de regionalización de las ayudas de la PAC" para que los profesionales del sector sepan con cuánto dinero van a contar. "En campaña el PP dirá que todos van a cobrar al menos lo mismo que hasta ahora, pero ellos y nosotros sabemos que habrá menos dinero", ha advertido.
Alonso también cree que los 'populares' deberían "hacer algo tan fácil" como despejar los "nubarrones" que amenazan una subida del IVA alimentario o la introducción de un nuevo impuesto sobre el vino; y ha exigido asimismo "algo tan elemental" como que se dé "contestación a las manifestaciones en la calle" sobre el reparto de las cuotas pesqueras, consiguiendo un modelo "justo".
"Hemos tratado de hacer una moción políticamente blandita. Hemos puesto cosas que se pueden votar, intentando buscar el compromiso del PP para eliminar incertidumbres. Si no lo votan, es que es imposible que podamos traer algo que pueda ser aprobado por esta mayoría del PP. Si quieren facilitar el trabajo al nuevo responsable del Ministerio harían bien en apoyar en todo o en parte esta moción, porque el nuevo ministro no apelará como siempre hace Cañete a la herencia socialista, sino que estos problemas serán herencia 'popular'", ha añadido.
Por último, el portavoz socialista ha aprovechado para felicitar a Arias Cañete por su candidatura y para "desearle suerte" porque es un ministro con el que, "pese a las discrepancias ideológicas, es fácil llevarse bien". No obstante, ha ironizado con que "puede estar contento" porque con su marcha "se va a quitar la presión que en este momento tiene por los evidentes problemas que abruman al sector agroalimentario".
MOCIÓN "OPORTUNA"
El portavoz parlamentario de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), José Luis Centella, cree que esta moción "llega en un momento oportuno" porque es necesario que la aplicación de la PAC en España solvente los problemas que no se han resuelto en la reforma agraria europea, y ha aprovechado para pedir a quien sustituya a Cañete al frente de Agricultura que no haga que lo que queda de legislatura sea un periodo "de trámite" porque el campo y la pesca "necesitan de una atención fundamental".
El diputado de CiU Marc Solsona también ve adecuado el texto socialista, porque "resume cinco grandes puntos de actualidad que pueden condicionar al sector", algunos de los cuales ya se han puesto sobre la mesa con otras iniciativas parlamentarias.
Por su parte, Olaia Fernández Davila (BNG) ha reclamado criterios "mas justos" para repartir las ayudas de la PAC y que se mejoren las cuotas de pesca para las regiones del Norte, ya que los límites impuestos a España "no son un problema de la pesquería sino un problema comercial". "Nosotros no podemos compartir la pasividad del Gobierno en este asunto", ha añadido.
SÍ PERO NO
Frente a estos apoyos al conjunto del texto, otras formaciones se han mostrado de acuerdo con algunos de los puntos pero no con otros, lo que ha llevado al PSOE a no aceptar ninguna de las enmiendas presentadas para permitir la votación por puntos de la moción.
Es el caso de UPyD, cuyo portavoz de Agricultura, Toni Cantó, se ha mostrado de acuerdo con los temas del regadío, los purines o el IVA, pero no con las "prisas" socialistas por regionalizar la PAC. Además, ha hecho hincapié en que "en algunos de los problemas de los que se habla hoy el PSOE tiene alguna o toda la responsabilidad" y ha criticado que se planteen políticas "en las que unos días somos amigos de los pescadores y otros días, de los conservacionistas".
"Sentimos mucho que no acepten su responsabilidad en cómo están las cosas, pero pedimos al Gobierno que si no va a facilitar las cosas al sector al menos les molesten lo menos posible", ha añadido.
Finalmente, el diputado del PNV Joseba Agirretxea también coincide con el fondo de "la mayoría de las cuestiones" pero cree que la moción es "una especie de cortapega" de diferentes propuestas anteriores del PSOE. Así, ha precisado su rechazo tanto a la regionalización de la PAC, recordando que las competencias en agricultura están transferidas a las comunidades autónomas, como al cambio de criterio en el reparto de las cuotas pesqueras porque "cuando se fijan entre todos deben ser válidas sea la especie que sea".