Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP dice estar "indignado" por el uso de las 'tarjetas B' y abre el proceso para expulsar a Rato

Floriano asegura que el Comité de Derechos y Garantías del PP quiere tener acabada "lo antes posible" la investigación interna
El vicesecretario de Organización y Electoral del PP, Carlos Floriano, ha asegurado este lunes que su formación está "indignada" por el uso "detestable" que consejeros y directivos de Caja Madrid hicieron de las llamadas tarjetas opacas de la entidad. Dicho esto, ha recordado que el Comité de Derechos y Garantías del PP ya ha abierto un expediente a "todos los afiliados del PP estén involucrados" en este caso -unos 16 según fuentes del partido-- y que podría acabar en la expulsión.
Entre esos militantes implicados en ese presunto uso fraudulento de las 'tarjetas B' de Caja Madrid figura el exdirector del FMI y expresidente de Bankia, Rodrigo Rato. Según se deduce de los extractos bancarios que investiga el juez, Rato sacó un total de 16.300 euros del cajero utilizando su 'tarjeta B' durante los tres últimos meses que permaneció al frente de la entidad. Esa documentación revela que coincidiendo con la fusión que dio origen a la entidad, cargó 1.849 euros en clubs y discotecas durante cuatro días consecutivos.
Al ser preguntado directamente si el PP expulsará a Rato, Floriano ha dicho que hay que esperar a que se cierren todos los expedientes para que "a partir de ahí se tomen las decisiones que se deriven del mismo", "afecten a quien afecten". "Vamos a esperar a que termine la investigación que está abierta, y a partir de ahí tomaremos las decisiones convenientes", ha apostillado.
"HASTA SUS ÚLTIMAS CONSECUENCIAS".
En una rueda de prensa en la sede nacional del PP, tras la reunión del comité de dirección del partido, Floriano ha afirmado que ese expediente "va a llegar hasta sus últimas consecuencias". Además, ha querido subrayar que "todos los cargos institucionales nombrados a propuesta del PP" para formar parte de la entidad "ya han presentado su dimisión".
El responsable de Organización del PP ha dicho que su partido entiende la "indignación" que ha provocado este caso en la ciudadanía. "Y la sentimos como propia. A los primeros a los que indigna es a nosotros. Nos parece un acto y uso absolutamente detestable", ha recalcado, para insistir en que los cargos del PP sienten la misma "indignación" que pueda sentir cualquier persona.
Según ha precisado, esta investigación sobre las 'tarjetas B' la está llevando principalmente el presidente del Comité de Derechos y Garantías y alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, que ya está actuando para "recabar toda la información que sea necesaria" Además, ha explicado que hay que seguir el procedimiento, que pasa por un expediente informativo y después, en su caso, un expediente de expulsión.
Floriano no ha querido fijar un plazo sobre cuando pueden estar terminada esa investigación interna del PP y se ha limitado a decir que van a intentar acabarla "lo antes posible" para "determinar la responsabilidad que se deriva de actos como estos". "Espero que se pueda tener cuanto antes", ha reiterado después, sin descartar que antes puedan tomar otras medidas como la suspensión cautelar de militancia.
En principio, los Estatutos del PP señalan que el plazo de tramitación del expediente no podrá exceder los dos meses desde su inicio, si bien por "circunstancias excepcionales", podrá ser prorrogado por otro mes mediante resolución motivada de instructor que deberá aprobar el Comité de Derechos y Garantías.
Del total de 86 directivos y consejeros de Caja Madrid que utilizaron presuntamente esas tarjetas para gastos personales por valor de más de 15,2 millones de euros entre los años 2003 y 2012, un total de 28 fueron nombrados a propuesta del Partido Popular. Sin embargo, el PP solo puede tomar medidas contra aquellos que tienen carnet del partido y, según las mismas fuentes, la cifra se reduce a 16.