Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El pacto entre PSOE y Ciudadanos es "negativo" para el perfil de crédito de España, según Moody's

La agencia de calificación crediticia Moody's considera que el acuerdo alcanzado entre el PSOE y Ciudadanos hace "improbable" revertir la tendencia negativa en la trayectoria de deuda de España, lo que resulta "negativo" para el crédito del emisor soberano.
"En caso de aplicarse, la sustancia del pacto hace improbable una reversión de la trayectoria adversa de la deuda de España, algo negativo para el crédito", afirma Moody's en una nota.
En su análisis, la calificadora de riesgos señala que el acuerdo entre ambos partidos "es impreciso" en cuestión de política económica y fiscal, aunque Moody's advierte de que en caso de formarse finalmente un Gobierno serán fundamentales los detalles sobre dos cuestiones clave contempladas en el pacto: la política fiscal y la reforma del mercado laboral.
En cuanto a la primera, la agencia señala que el acuerdo aboga por un ritmo más lento de consolidación fiscal, a pesar de las relativamente saludables perspectivas de crecimiento de España en los dos o tres próximos años, lo que resulta "negativo para el crédito, dado el efecto que tendrá sobre la trayectoria de la deuda de España".
La calificadora de riesgos apunta que, aunque el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos no aporta detalles sobre qué cambios introducirían a la reforma del mercado laboral de 2012, la mención de una reforma plantea "dudas sobre la previsibilidad de las políticas en el actual clima político".
Asimismo, la agencia advierte de que, aunque el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos representa un primer paso hacia la formación de Gobierno, hay todavía riesgo de una convocatoria de nuevas elecciones generales a finales de junio.
El pasado 19 de febrero, Moody's decidió confirmar el 'rating' de España en 'Baa2', aunque rebajó la perspectiva de "positiva" a "estable" por el menor impacto de lo esperado que han tenido las reformas económicas y su desconfianza en que durante los próximos años el Gobierno vaya a implementar más reformas estructurales.