Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE y C's renuncian a subir este año el Salario Mínimo fijado por el Gobierno

Proponen sumar dos años de cotización a las mujeres por cada hijo y uno más a los padres si acreditan que asumieron su cuidado
El PSOE y Ciudadanos renuncian a subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) más de lo previsto por el Gobierno para este año, es decir, un 1%, aunque sí se comprometen crear un Comité de Salarios que informe sobre posibles subidas anuales a partir del ejercicio que viene.
Así consta en el documento que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, han firmado este miércoles tras negociar el apoyo de la formación morada a la investidura del dirigente socialista.
En el texto, que recoge Europa Press, socialistas y 'ciudadanos' pactan que el nuevo Gobierno apruebe una subida del SMI de "al menos el 1%" este año. Es decir, el mismo porcentaje que el Consejo de Ministros aprobó a finales de diciembre y que lleva el SMI hasta los 21,84 euros diarios o 655,20 euros al mes.
COMPLEMENTO SALARIAL
No obstante, el documento también incluye una de las propuestas estrella del programa electoral de Ciudadanos, el llamado Complemento Salarial Garantizado (CSG) que funcionará como crédito fiscal a través del IRPF primero para los hogares de rentas más bajas y con cargas familiares, extendiéndose "progresivamente a medida que la restricción presupuestaria lo permita".
La cuantía de este complemento variará en función de los ingresos salariales de la persona principal y de su situación familiar, siempre que el montante total no supere un determinado umbral. El programa se estructurará en tres tramos --creciente, fijo y decreciente-- y también tendrá en cuenta las condiciones familiares.
Aunque el programa electoral de Ciudadanos incluía muchos detalles sobre cómo se articularía este complemento, el acuerdo con los socialistas sólo esboza el concepto general de la medida sin entrar en detalles.
Por otra parte, el texto incluye también la decisión de establecer los "mecanismos legales oportunos" para hacer efectivo el principio de igualdad salarial entre hombres y mujeres.
INGRESO MÍNIMO VITAL
Junto a esta propuesta, el documento también incluye una de las medidas más importantes del programa del PSOE para las elecciones generales del 20 de diciembre, el Ingreso Mínimo Vital, una prestación no contributiva con cargo a la Seguridad Social que serviría para atender las situaciones de necesidad de las familias sin ingresos y que iría acompañada de un itinerario de activación laboral y formación. Tampoco en este caso se precisan los pormenores de la medida.
En este ámbito de lucha contra la emergencia social de la pobreza, el acuerdo PSOE-Ciudadanos recoge también un incremento de la cuantía de la prestación por hijo a cargo y una extensión de su duración.
PENSIONES
En relación con las pensiones, socialistas y 'ciudadanos' coincidían desde un primer momento en la necesidad de comprometerse con la "sostenibilidad y suficiencia" del sistema y con el poder adquisitivo de los pensionistas, de "recuperar" el diálogo social y de impulsar en el seno del Pacto de Toledo un acuerdo sobre la posibilidad de financiar parte del sistema con cargo al sistema fiscal.
Todos estos puntos quedan recogidos en el acuerdo, al igual que la posibilidad de cambiar los ingresos por cotizaciones para "vincular la aportación al sistema con los ingresos realmente percibidos", al tiempo que se adoptan medidas para "impedir la erosión de los ingresos" como consecuencia de la "proliferación" del trabajo precario y a tiempo parcial.
En este mismo ámbito, y a efectos del cálculo de las pensiones, PSOE y Ciudadanos se comprometen a promover ante el Pacto de Toledo un cambio para reconocer a todas las mujeres un bonus de dos años de cotización por cada hijo y uno más al otro progenitor si acredita "fehacientemente" que asumió el cuidado del menor.