Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE acusa al Gobierno de cuadrar sus cuentas "a costa" de comunidades y ayuntamientos

El secretario de Política Federal del PSOE, Antonio Pradas, ha acusado este jueves al Gobierno de Mariano Rajoy de "justificar sus previsiones económicas ante las autoridades comunitarias, a costa del estado de bienestar que gestionan las autonomías y las corporaciones locales".
En un comunicado, indicó que, respecto a las comunidades autónomas, las proyecciones presupuestarias que han sido remitidas a Bruselas contemplan un ajuste de 3.199 millones de euros que, según el PSOE, afectan directamente a las prestaciones del estado de bienestar que prestan las comunidades.
A pesar de dicho ajuste, denuncia el portavoz socialista, el Gobierno plantea la posibilidad de que las comunidades suban sus impuestos por un valor de 1.678 millones de euros. "La propuesta del Gobierno es que se incrementen los impuestos de Transmisiones, Actos Jurídicos Documentados, Hidrocarburos y los impuestos que se aplican al transporte", subrayó.
Según Pradas, se trata de una "desfachatez" que el Gobierno haga una reforma fiscal, que supondrá sustraer 9.000 millones a las arcas del Estado, al tiempo que aumentan los recortes en las prestaciones sanitarias, educativas y de servicios sociales y pretenden que las comunidades suban los impuestos a sus ciudadanos.
En cuanto a las corporaciones locales, el PSOE afirma que el plan presupuestario remitido a Bruselas hace recaer la bajada del déficit público del 5,5% al 4,2% "en los hombros de los ayuntamientos". "Este es el resultado del famoso plan de proveedores vendido a bombo y platillo por el señor Montoro, que ha supuesto hacer recaer el coste financiero en los vecinos de los municipios y que, además, ha provocado subidas de impuestos y despidos de trabajadores públicos", señaló Pradas.