Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE intentará arrancar al PP en el Congreso un compromiso formal contra la subida del IVA en alimentación

El PSOE tratará esta semana de 'arrancar' al PP un compromiso formal contra una posible subida del IVA en los productos de alimentación, a través de una moción en la que los socialistas recogen una serie de asuntos urgentes que el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, debería cerrar lo antes posible.
Esta moción, que se deriva de una interpelación formulada a Cañete en el Pleno del miércoles 19 de marzo, tenía que haberse debatido el pasado día 25. Sin embargo, los tres días de luto oficial que se declararon por la muerte del expresidente Adolfo Suárez impidieron ese debate y, tras la habitual parada de la actividad parlamentaria durante la primera semana de mes, el asunto se retomará en la próxima sesión de control.
No obstante, los cambios de calendario y la inclusión en el orden del día del debate sobre la posibilidad de delegar en Cataluña la competencia de convocatoria de consultas, así como la programación del debate sobre la última cumbre europea, no permiten precisar cuándo se debatirá finalmente la moción socialista, si bien probablemente será el miércoles, retrasándose la votación del texto hasta el jueves.
NO AL IMPUESTO SOBRE EL VINO
Así, el asunto más urgente sobre el que tienen que comprometerse el Gobierno y el PP es la posible subida de los tipos impositivos del IVA que se aplican a los productos de alimentación, que ha propuesto el comité de expertos en su informe sobre la reforma fiscal, así como la creación de un nuevo gravamen sobre el vino.
Dos posibilidades contra las que Cañete ya se ha pronunciado a título personal, aunque el Consejo de Ministros aún no ha abordado el debate sobre la totalidad de la reforma, que debería llegar al Congreso antes del verano.
En la misma línea, el PSOE exige al Ejecutivo que mantenga el actual sistema de módulos para los agricultores y que no introduzca ningún gravamen al vino, otras dos recomendaciones de los expertos. Sobre este asunto, Arias Cañete reconoció en sede parlamentaria que su postura personal era contraria a esas opciones.
REGADÍOS, PAC Y PURINES
Por otra parte, los socialistas quieren que Agricultura presente "de forma inmediata" el plan de regionalización de las ayudas directas de la Política Agrícola Común (PAC) y que convoque "inmediatamente" una Conferencia Sectorial de Agricultura para "reconsiderar" la asignación de los fondos FEADER y la reducción de la cofinanciación que corresponde al Estado.
También reclaman que, antes del inicio de la temporada de regadío, se adopten medidas para que los regantes puedan optar a tarifas eléctricas "adecuadas a las peculiaridades de su consumo", a través de contratos de temporada. Y emplazan al Ejecutivo a que se implique en la supervivencia de las plantas de tratamiento de purines, amenazadas de cierre por la pérdida de retribuciones.
El último frente que Cañete tiene abierto en este momento es el de los pescadores de cerco y otras artes del caladero Cantábrico-Noroeste a cuenta del reparto de las cuotas de pesca de jurel y caballa. En este sentido, el PSOE insta al ministro a "convocar a todas las partes" y negociar un "mecanismo de reparto adecuado, suficientemente consensuado, equilibrado y justo". Además, le pide que reclame en la UE mayores cuotas de atún rojo o atún del Atlántico.