Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Países Bajos reclama "total claridad" sobre los estándares internacionales de impuestos a multinacionales

El ministro de Finanzas de Países Bajos y presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha explicado este viernes que la decisión de su país de recurrir ante la justicia europea la sanción impuesta por Bruselas por acuerdos fiscales con Starbucks pretende dar "total claridad" a la aplicación de los estándares internacionales de imposición a multinacionales.
"Queremos total claridad sobre cómo se deben entender los estándares internacionales. Sentimos que hemos aplicado los estándares internacionales establecidos por la OCDE y la Comisión dice que deberíamos haber aplicado otros diferentes o de otra manera", ha señalado a los medios antes de la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin).
El Ejecutivo comunitario reclamó en octubre la devolución de entre 20 y 30 millones de euros por parte de las multinacionales Starbucks y Fiat por ventajas fiscales recibidas en Países Bajos y Luxemburgo, respectivamente, al concluir que constituyeron ayudas públicas ilegales. El Gobierno holandés informó un mes después que recurriría esta decisión.
En cualquier caso, Dijsselbloem ha asegurado que la actividad de Starbucks en Países Bajos es "una pequeña parte" del negocio de la multinacional.
Además, el ministro de Finanzas holandés ha subrayado la necesidad de que la UE actúe "rápido" contra la evasión fiscal y ha confiado en que la Comisión Europea presente pronto "al menos" dos propuestas legislativas concretas al respecto que obligarán a los Estados miembro a evitar la ingeniería fiscal de las compañías internacionales.
"Países Bajos estará al frente de este grupo, porque creo que es inaceptable que las multinacionales no paguen impuestos. Si Países Bajos ha sido parte del problema en el pasado, queremos ser parte de la solución a partir de ahora", ha enfatizado.