Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Panasonic pierde 1.248 millones en el primer semestre y prevé registrar sus peores resultados en una década

El fabricante de aparatos electrónicos japonés Panasonic registró pérdidas por importe neto de 136.200 millones de yenes (1.248 millones de euros) en los seis primeros meses de su ejercicio fiscal, frente a las ganancias de 74.700 millones de yenes (684 millones de euros) del mismo periodo del ejercicio anterior, informó la empresa, que ha revisado a la baja su expectativa de resultados anuales y ahora prevé perder 420.000 millones de yenes (3.847 millones de euros), lo que supondría su peor resultado anual en una década.
La cifra de negocio de Panasonic en los seis primeros meses de su ejercicio fiscal alcanzaron los 4 billones de yenes (36.637 millones de euros), un 8% menos, con un retroceso del 7% de las ventas domésticas y del 10% a nivel internacional.
La multinacional precisó que sus resultados reflejan el impacto de la recesión en la economía japonesa, así como de la apreciación del yen y la caída del precio de las acciones.
En el segundo trimestre de su ejercicio, Panasonic registró pérdidas de 105.800 millones de yenes (970 millones de euros), frente al beneficio de 31.000 millones de yenes (284 millones de euros) del mismo periodo del año anterior.
Las ventas de Panasonic disminuyeron un 6%, hasta 2,07 billones de yenes (18.977 millones de euros), con caídas del 6% de la facturación tanto a nivel doméstico como internacional.
De este modo, la multinacional nipona ha recortado su previsión de resultados anuales y ahora espera registrar pérdidas de 420.000 millones de yenes (3.847 millones de euros), frente a la anterior previsión de un beneficio de 30.000 millones de yenes (275 millones de euros).
Asimismo, la compañía espera ahora que sus ventas sumen 8,3 billones de yenes (76-075 millones de euros), un 4,6% menos de lo anteriormente previsto, mientras que su beneficio operativo alcanzará los 130.000 millones de yenes (1.191 millones de euros), un 51,8% menos.