Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pastor dice que, mientras sea ministra, los españoles no pagarán "un euro" para rescatar autopistas

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asegurado que, mientras ella siga al frente del Ministerio, los españoles no pagarán "ni un euro" para rescatar a las empresas concesionarias de las autopistas de peaje que están en quiebra, de cuya situación responsabilizó a los socialistas.
Pastor ha asegurado que el Gobierno "trabaja para que la decisión que se tome (sobre estas vías) no cueste un euro a los españoles". "Para que el Estado no tenga que poner ni 5.000 ni 3.000 millones", añadió en referencia a la responsabilidad patrimonial que el Estado debería afrontar en caso de que las autopistas fueran a liquidación.
"Todo el trabajo que estamos haciendo es con el fin de buscar soluciones que hagan posible que a los ciudadanos no les cueste ni un solo euro. Y, desde luego, mientras yo sea ministra no le va a costar ni un euro a ningún español, porque cuando decimos una cosa la hacemos. Tienen mi compromiso de que esto será así", apostilló durante su intervención en el pleno del Congreso.
En su respuesta a una interpelación sobre la situación de las autopistas de peaje en concurso de acreedores planteada por el diputado socialista Rafael Simancas, la ministra criticó que el anterior Gobierno del PSOE no reaccionara ante los "indicios evidentes" de los problemas que ya atravesaban las vías actualmente en quiebra.
Asimismo, señaló que cuando el anterior Gobierno tomó medidas, fueron costosas para los españoles, ya que se optó por las cuentas de compensación y los préstamos participativos.
Pastor aseguró además que los socialistas llegaron a plantearse prolongar el plazo de las "concesiones maduras" mediante la fusión de unas con otras. "Es decir, que los ciudadanos que ya veían la luz al final del túnel para dejar de pagar peajes iban a ver vista ampliada la situación durante más de diez años. Ya estaba el estudio hecho y todo", afirmó.