Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pfizer registró pérdidas en el cuarto trimestre tras incluir un cargo por reclamaciones de Medicaid

La farmacéutica estadounidense Pfizer registró pérdidas de 172 millones de dólares (155 millones de euros) en el cuarto trimestre de 2015, frente al beneficio neto atribuido de 1.228 millones de dólares (1.106 millones de euros) del mismo periodo de 2014, tras contabilizar un cargo extraordinario de 784,6 millones de dólares (707 millones de euros) para zanjar las reclamaciones por los reembolsos del programa sanitario Medicaid.
De este modo, el laboratorio estadounidense ha reformulado sus cuentas, que había publicado el pasado 2 de febrero, donde inicialmente estimaba un beneficio neto atribuido de 613 millones de dólares (552 millones de euros) estimados inicialmente.
Asimismo, la compañía ha revisado a la baja sus resultados para el conjunto del ejercicio 2015, hasta un beneficio neto atribuido de 6.960 millones de dólares (6.270 millones de euros), por debajo de las ganancias de 7.745 millones de dólares (6.977 millones de euros) estimadas anteriormente, lo que supone un descenso del 23,8% en relación al beneficio de 2014.
Wyeth, filial de Pfizer, alcanzó este martes un principio de acuerdo para zanjar las reclamaciones sobre sus presuntas prácticas sobre el cálculo de los reembolsos correspondientes a su medicamento Protonix entre 2001 y 2006 en el contexto del programa Medicaid.
Según los términos del acuerdo alcanzado, Wyeth, que fue adquirida por Pfizer en 2009, abonará 784,6 millones de dólares (707 millones de euros) para resolver estas acusaciones sin admitir su culpabilidad.
"Estamos satisfechos de haber alcanzado un principio de acuerdo para resolver estos casos, que envuelven conductas que ocurrieron al menos hace diez años, antes de que Pfizer comprase Wyeth", declaró Doug Lankler, vicepresidente ejecutivo y abogado general de la compañía.