Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pocoyó trabaja en una propuesta anticipada de convenio para evaluar adhesiones y superar concurso

La productora Zinkia Entertainment, creadora de Pocoyó, está valorando la opción de presentar una propuesta anticipada de convenio, en la que ya está trabajando, para acelerar el proceso de adhesiones por parte de los distintos acreedores y superar su situación concursal.
Así lo ha señalado la compañía, a requerimiento de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), después de presentar la solicitud de concurso de acreedores a finales del pasado mes de febrero tras no lograr un acuerdo con todos sus acreedores para refinanciar su deuda, cercana a 11 millones de euros.
Asimismo, Zinkia se encuentra finalizando en la actualidad el borrador del nuevo plan de viabilidad y plan de pagos a ofrecer a los distintos grupos de acreedores, con los que está organizando reuniones para valorar las posibilidades de adhesión de los mismos.
"El plan de pagos en el que se está trabajando, y que puede sufrir todavía modificaciones, no prevé, de momento, la realización de quitas, planteándose únicamente esperas", señala la compañía.
En este sentido, Zinkia, cuya deuda ronda los 11 millones de euros, ha explicado que continúa analizando, junto a sus asesores, la estrategia a seguir durante el proceso de negociación con objeto de valorar la conveniencia de presentar un plan anticipado de convenio y evaluar los porcentajes de adhesión que se lograrían.
Tras destacar que las condiciones que se ofrecen a los acreedores son "más que favorables", la productora ha confiado en la ratificación de la propuesta de convenio y ha insistido en que el objetivo es alcanzar un convenio anticipado de forma que las deudas actuales de la compañía puedan ser pagadas en los plazos "más adecuados".
Pese a ello, la compañía no descarta la apertura de la fase de liquidación en caso de no alcanzarse el acuerdo necesario en forma de convenio o incluso cuando, ratificado un convenio realizable, se modifiquen "drásticamente" los ingresos previstos por la compañía, por circcircunstanciasrevenidas o de mercado, y ello derive en incumplimiento de los pagos comprometidos.