Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Portugal coloca 3.250 millones a cinco años a un interés del 4,657% y con una fuerte demanda

El Tesoro portugués ha colocado este jueves 3.250 millones de euros en deuda a cinco años a un interés del 4,657% en la primera subasta a largo plazo celebrada desde mayo, que ha contado con una fuerte demanda que ha triplicado la oferta, según recoge el diario 'Jornal de Negocios'.
La demanda en esta operación de deuda ha superado finalmente los 11.000 millones de euros, lo que ha llevado al Tesoro a colocar entre los inversores 3.250 millones de euros, cifra superior a los 3.000 millones de euros que preveían los analistas.
Fuentes conocedoras de la operación han informado al diario de que en la subasta han participado más de 250 inversores, algunos de los cuales invierten por primera vez en deuda lusa, mientras que otros han decidido reforzar su exposición al país.
La fuerte demanda registrada ha permitido al Tesoro rebajar el interés abonado en su primera subasta a largo plazo en ocho meses hasta el 4,657%, porcentaje inferior al pagado en la última emisión a cinco años realizada en el país.
Antes de conocerse el resultado de la subasta, la ministra de Finanzas, Maria Luís Albuquerque, destacó que "tanto el éxito de la operación de canje de deuda de diciembre como el descenso de los tipos en el mercado secundario son indicios alentadores en el marco de su estrategia para regresar de forma plena a los mercados".
En una rueda de prensa con el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jacob Lew, Albuquerque subrayó que la recuperación gradual de la demanda interna y la mejora gradual de las condiciones de financiación del Tesoro confirman los progresos realizados en el proceso de ajuste.
Por ello, cree que estos datos apunta a que se producirá una conclusión del programa de ajuste de Portugal en la fecha prevista, así como el actual proceso de transición hacia un crecimiento verdaderamente sostenido.